X
SIRIA >

Al Assad justifica la acción militar para proteger a la población de “los forajidos”

   

El presidente de Siria, Bachar al Asad, se muestra inflexible. | EFE

EUROPA PRESS | El Cairo

El presidente sirio, Bashar al Assad, se ha comprometido este domingo a proseguir “con paso firme” su programa de reformas y ha justificado la actuación de las fuerzas de seguridad que cumplen el “deber del Estado” de proteger a los ciudadanos de “los forajidos” que se dedican a “aterrorizar a la población”.

Así lo hizo saber el presidente en un encuentro mantenido con el ministro de Asuntos Exteriores libanés, Adnan Mansur, quien a su vez criticó los “intentos extranjeros de interferir en los asuntos internos de Siria”, según le cita la agencia oficial de noticias siria, Sana.

Fuentes de la oposición aseguran que en la última semana han muerto unas 300 personas en Hama por la represión militar, pero el régimen insiste que se trata de una violencia provocada por milicias islamistas y “grupos terroristas”. En total, unos 1.600 civiles habrían muerto desde el inicio de la revuelta contra Al Assad, según grupos de Derechos Humanos.

[apunte]

Al menos 20 muertos en el asalto militar a la ciudad de Deir Al Zor

Al menos 20 personas han muerto en el transcurso del asalto militar que ha comenzado este domingo en la ciudad de Deir al Zor, la más grande del noreste de Siria, según informa la Unión para la Coordinación de la Revolución Siria.

Según esta fuente, la mayoría de las víctimas mortales se han producido en el barrio de Al Yura, en el oeste de la ciudad, donde los carros de combate del Ejército sirio han superado las barricadas improvisadas levantadas por la población.

“A primera hora de las columnas de tanques y excavadoras del Ejército han irrumpido por el norte y el oeste de la ciudad bajo una intensa cobertura de fuego y han desmantelado las barricadas levantadas por los residentes”, ha explicado un vecino de la localidad en declaraciones telefónicas a Reuters.

“Una docena de carros de combate están tomando posiciones en la plaza del mercado de Jubaila, en el norte de Deir al Zor”, ha añadido el residente de la ciudad, identificado como Abu Bakr.

El asalto a Deir al Zor, situada a orillas del Éufrates, ocurre justo una semana después del ataque del Ejército a Hama, una de las ciudades en las que las protestas contra el régimen del presidente Bashar al Assad gozaban de mayor vitalidad desde que estallaran, hace cinco meses.

Fuentes de la oposición aseguran que en la última semana han muerto unas 300 personas en Hama por la represión militar, pero el régimen insiste que se trata de una violencia provocada por milicias de grupos islamistas y “grupos terroristas”. En total, unos 1.600 civiles habrían muerto desde el inicio de la revuelta contra Al Assad, según grupos de Derechos Humanos.
[/apunte]