X
SANIDAD >

Canarias, la que menos gasta en medicamentos

   

Las farmacias canarias no tienen el mismo problema de pagos que el resto de comunidades. | DA

ÁNGELES RIOBO | Santa Cruz de Tenerife

Canarias es la Comunidad Autónoma que menos gasta por receta y por paciente. Así lo ha manifestado el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife, Guillermo Schwartz, quien asegura que la Administración canaria invierte una media mensual de 44 millones de euros en gasto farmacéutico, lo que supone algo más de 60 céntimos al día, por habitante.

En un contexto en el que los farmacéuticos de varias comunidades autónomas amenazan con cerrar sus farmacias por la falta de pago de sus ejecutivos regionales, Schwartz advierte que sus colegas canarios están, en ese sentido, tranquilos porque “el Gobierno de Canarias está cumpliendo con los plazos establecidos”, dice y avanza que “estamos a la expectativa de lo que pueda ocurrir los próximos meses, pero aún así tenemos la tranquilidad de que sí nos están pagando”.

“El Gobierno es consciente de que tiene la obligación de pagar y la ejerce. Cada vez que tenemos problemas nos comunicamos”, asegura el licenciado quien informa que dicha comunicación fluida entre el Ejecutivo y los farmacéuticos canarios se viene produciendo desde la implantación de la receta electrónica en el Archipiélago.

“Desde la implantación de la receta venimos tratando conjuntamente cualquier cuestión relacionada con el seguimiento de fármacos de la población”, declara Guillermo Schwartz y subraya que la receta electrónica ha supuesto en las Islas un ahorro en el gasto farmacéutico considerable, debido a un mejor control en la prescripción y dispensación de los medicamentos.

El representante de los farmacéuticos tinerfeños resalta que varias de las comunidades autónomas que acusan problemas con los pagos por parte de sus gobiernos, como ocurre a Castilla La Mancha, quien no ha recibido la financiación desde el pasado mes de mayo, y Murcia; no disponen de la receta electrónica y presentan, además, un gasto farmacéutico mayor.

El farmacéutico tinerfeño se posiciona sobre las nuevas medidas propugnadas por el Consejo de Ministros respecto a un ahorro global de 2.500 millones de euros en gasto farmacéutico, que serán aprobadas de forma definitiva el próximo 19 de agosto. En este sentido asevera que “no solo se debe en ahorrar en medicamentos”, y ejemplifica que “tal medida es como decirle al 25% de la población que no consuma medicamentos durante un año, ya que el gasto anual nacional en oficina de farmacia asciende a unos 12.000 millones de euros”, lamenta el portavoz.

Schwartz recuerda que en los últimos cinco años se han aplicado unas 20 medidas de ahorro en el gasto farmacéutico y que dos de estas medidas, puestas en marcha por Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, han visto la luz en el último año. La primera Real Decreto 4/2010 del 26 de marzo, de racionalización del gasto farmacéutico con cargo al Servicio Nacional de Salud, supuso la bajada del 25% en todos los medicamentos genéricos y un registro de genéricos nuevos al 40%. La segunda, el RD 8/2010 del 20 de mayo, puede resumirse en que los medicamentos de marca han de hacerle a la Administración un 7,5% de descuento. Otra de acciones contempladas es la dispensación de paracetamol e ibuprofeno en formato monodosis, medida que para el representante tinerfeño produciría un mayor ahorro de efectuarse en medicamentos de mayor coste.

El ahorro se consigue además bajando los precios de referencia de los medicamentos, cuyo cálculo hasta el primero de marzo de este año, se practicaba tomando como referencia los tres medicamentos más baratos registrados del mismo principio activo.

Desde el uno de marzo, este cálculo se realiza tomando como referencia el medicamento más barato registrado, esté o no en el mercado. Estas medidas han conseguido que en lo que va de año, el gasto farmacéutico haya supuesto un ahorro a las arcas nacionales unos 1.000 millones de euros.

La receta electrónica es una de las opciones implantadas. | DA

[apunte]

Los farmacéuticos tinerfeños rechazan la implantación del sistema de copago

El presidente de Colegio Oficial de Farmacéuticos de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Guillermo Schwartz se ha mostrado contrario al co-pago de medicamentos. En este sentido, el licenciado tinerfeño manifiesta a este periódico que la Administración debe tender hacia una rentabilización del gasto farmacéutico.

“No se trata de tener que pagar más por cada servicio, sino de rentabilizar el gasto. Si se puede curar algo con un medicamento de 2 euros habrá que recetarlo a tiempo de la misma manera que si el medicamento cuesta 500. Lo que no se puede es tener al paciente que necesita el medicamento de 500 sin suministrárselo a cambio de otros de precio inferior, porque a la larga saldrá más caro”, ejemplifica. “Tampoco es correcto negarle el servicio al paciente porque un fármaco sea caro”, manifiesta y aboga por una política eficiente en el uso y administración de los medicamentos de mayor coste, controlando el cumplimiento terapéutico por parte de los pacientes.

Schwartz defiende que en Sanidad y Educación no debe haber ningún tipo de limitación por lo que las administraciones deben ser “más imaginativas” a la hora de buscar diferentes modelos de financiación. “Hoy existen medios para todo igual la propia industria farmacéutica puede disponer de mecanismos y recursos sin necesidad de repercutir en los bolsillos de los pacientes. Tienen que haber vías de solución más justas”, concluye.

Para que la disminución del precio de los medicamentos surta efecto real en el ahorro el Gobierno defiende la prescripción por principio activo y no por marca, hecho que, desde la Asociación de Farmacéuticos de Tenerife cuestionan, al considerar que las diferencias de precio entre los genéricos y el resto de las marcas es mínima, en muchos casos. “Entre la marca industrial y el genérico en algunos casos es de 6 céntimos”, por lo que el farmacéutico matiza que la clave está en ofrecer el medicamento de menor precio sea o no de marca. Aclara que el precio de los medicamentos de marca tampoco es aleatorio. “No puede criticarse que las marcas sean caras o baratas. Cuando un laboratorio registra el medicamento pasa por un proceso de control de precios. Es un procedimiento que no se puede desvirtuar, sus razones tendrá”, reitera.
[/apunte]