X
AGRICULTURA >

Canarias pierde el 70% de la superficie cultivada de papa en el último decenio

   

Integrantes de firmas productoras de papa local, ayer, en Santa Cruz. | F. P.

ROMÁN DELGADO | Santa Cruz de Tenerife

Los productores de papas de las Islas no terminan de verlo claro: no las tienen todas consigo en relación con que en los próximos días se pueda pactar, sin papeles de por medio, una solución que facilite la salida del tubérculo del país almacenado en instalaciones de las principales entidades productoras de Canarias.

Mientras la solución a la enésima crisis de la papa local se despeja, que es en lo que trabajan varias instituciones públicas, productores e importadores, los datos sobre reducción de la superficie cultivada de papa en el Archipiélago son demoledores, con una caída del 70% en el último decenio (2000-2009), según registros facilitados por el sector que se apoyan en estadísticas oficiales.

Para poner freno a esta sangría, que se agudiza, según reconoce el propio sector en un manifiesto oficial (éste ayer se reunió en la capital tinerfeña), urge que las administraciones apoyen ya varias medidas: el aumento de la ayuda Posei a la comercialización de la papa, del máximo actual de 0,15 euros por kilo a 0,30; la aplicación de un AIEM del 15% para la oferta importada, para encarecer la entrada de ésta; el incremento del subsidio del Posei pagado por la hectárea cultivada, que se quiere equiparar al de la vid con denominación de origen en Canarias, y la realización de planes de promoción y publicidad.