X

Cinco céntimos sí importa

   

Los convocantes no descartan nuevas acciones en el futuro. | FRAN PALLERO

NANA GARCÍA | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El incremento de tarifas en el transporte interurbano para usuarios del tranvía y la guagua en Tenerife afecta a varios cientos de miles de usuarios al mes, pero solo moviliza a unos pocos. Apenas una veintena de personas se reunió al mediodía de ayer frente al Cabildo de Tenerife para protestar por la medida adoptada por la institución insular a principios de mes, una subida que “viene a agravar la situación social que se está viviendo en Canarias”, manifestó Jorge Sánchez, portavoz del colectivo Inekaren, responsable de la convocatoria.

Al grito de “Guaguas gratis, trenes no” o “Cabildo canalla, págate una guagua”, los manifestantes alzaron sus voces para reclamar “una reducción de las tarifas más acordes con la situación social de Canarias”, así como “la gratuidad del servicio” para los colectivos “más desfavorecidos o sin ingresos”, un recorte que, según declaró Sánchez, no debe afectar “ni a la calidad del servicio ni a la precarización de los trabajadores” de Metropolitano de Tenerife (MTSA) y Transportes Interurbanos de Tenerife (TITSA).

A pesar de que en la red social Facebook -en la que la organización había creado un evento público- varios cientos de personas habían confirmado su asistencia a la protesta, la concentración no tuvo el apoyo esperado. A ello se suma el rechazo que originó la semana pasada la decisión adoptada por el área de Transportes del Cabildo, que fue calificada de de “injusta”, “innecesaria” e “inadecuada” por la opinión pública. “La pena es que no hemos podido coger en caliente todo este problema” dijo ayer a los medios de comunicación el portavoz, quien considera que el objeto de la convocatoria “es un asunto importante” que merece “salir a la calle y reclamar un poco de dignidad”. La precipitación de al convocatoria,que solo se movió por redes sociales y no tuvo otros soportes publicitarios, y la inactividad de agosto fueron los argumentos que los convocantes emplearon para justificar el escaso respaldo.

En todo caso, el colectivo Inekaren insiste en que continuará luchando contra “este tipo de atropellos que van a ir en aumento”. “Si no construimos un poco una cultura de participación ciudadana, si no somos capaces de dar una respuesta mínima, vamos a estar bastante presionados”, agregó su portavoz.
Sánchez, quien matizó que la convocatoria no pudo hacerse días antes debido a los trámites burocráticos, aludió al aumento de la pobreza y del paro, así como a la congelación de los salarios en Canarias como razones suficientes para rechazar el incremento del precio del transporte público, que supone “un añadido más, otro yugo para la economía familiar”.

A esta consideración se sumaron miembros del colectivo Asamblea por Tenerife, como Candelaria Marrero, además de los representantes de Alternativa Sí se puede, Juan Daniel Marrero Díaz y Jesús Santiago Hernández. “Nos parece un disparate, máxime cuando se trata de un medio que emplea la gente para ir a trabajar”, prácticamente un 80% de los tinerfeños.