X
MEDIDAS DE AJUSTE ECONÓMICO >

Crece el malestar por la reforma de la Constitución sin referéndum

   

El presidente del PP, Mariano Rajoy, durante una visita a Vélez-Málaga. | EFE

AGENCIAS | Madrid

Un día después de que PSOE y PP acordaran reformar la Constitución, para incluir una regla de gasto que obligue a todas las administraciones a controlar el déficit, crecen las críticas de partidos, asociaciones y ciudadanos, que piden que el cambio se someta a referéndum.

Más allá del contenido de la propuesta, representantes del PNV, ERC, IU o Ciutadans se han mostrado a favor de convocar un referéndum, petición a la que se han unido políticos como el exministro Josep Borrell y asociaciones como Facua.

En internet, una iniciativa promovida por el catedrático de Ciencias Políticas de la Universidad Pompeu Fabra Vicenç Navarro suma ya más de 30.000 firmas de apoyo para que se convoque un referéndum que ratifique la reforma constitucional.

Entre los partidos, el portavoz de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, anunció ayer que presentará una enmienda a la totalidad a la reforma, así como un recurso ante el Tribunal Constitucional. Insistió, además, en solicitar un referéndum, para lo que intentará sumar a su propósito a más parlamentarios, ya que es necesario que lo reclame el 10%. En este escenario, llamó a la movilización democrática ante el “golpe sumarísimo” de mercados y bipartidismo al Estado social.

Desde el PP, Mariano Rajoy argumentó que la Constitución “establece con meridiana claridad” qué reforma de la Carta Magna “exige un referéndum y cuál no”, y explicó que la reforma planteada ahora no lo requiere.

En la cadena SER, la vicepresidenta y ministra de Economía, Elena Salgado, precisó que la reforma de la Constitución sobre el déficit incluirá límites al volumen de deuda pública para evitar que crezca demasiado, a lo que añadió que el Ejecutivo espera remitir su propuesta al Congreso antes del viernes.

Veinticuatro horas después de que el José Luis Rodríguez Zapatero propusiera una “reforma exprés” de la Constitución para limitar el déficit, muchos diputados y dirigentes del PSOE se han mostrado abiertamente contrarios a esta propuesta; entre ellos, Antonio Gutiérrez, que ha revelado que votará en contra.

Mientras el cabeza de cartel para las elecciones de noviembre, Alfredo Pérez Rubalcaba, aboga por una fórmula que permita “cierta flexibilidad”, el vicepresidente Manuel Chaves considera acertada la decisión de reformar la Constitución para limitar el gasto y apela al respeto de la autonomía financiera de las comunidades.