X
PUERTO DE LA CRUZ >

El Cabildo se plantea recuperar el Casino en el Taoro

   

En el año 2006, el Cabildo trasladó el casino de juegos del Taoro a la Isla del Lago. | MOISÉS PÉREZ

AGUSTÍN M. GONZÁLEZ | Santa Cruz de Tenerife

El futuro del edificio del antiguo hotel Taoro, en el Puerto de la Cruz, sigue tan incierto que, incluso, hasta podría volver a ser la sede de un casino de juegos. El vicepresidente primero del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, confirmó a DIARIO DE AVISOS que la recuperación de este histórico inmueble, propiedad de la Corporación insular y actualmente casi en desuso y necesitado de una rehabilitación, “es un elemento estratégico para la dinamización turística de Puerto de la Cruz”. Con ese propósito, el Cabildo estudia ahora destinarlo a un centro lúdico de primer nivel, con restaurante de lujo, sala de fiesta y una importante oferta de ocio, en la que cabría una sala de juegos.

“Nuestra idea -detalló el vicepresidente- es aprovechar el inmueble del Taoro para dotar al Puerto de una oferta complementaria importante de calidad. Estamos abiertos a estudiar la posibilidad de recuperar el Casino en el Taoro.

Es una de las posibilidades que puede haber. Nosotros tenemos la responsabilidad de este edificio. Tenemos que recuperar esa infraestructura para la ciudad. Hay varias alternativas en estudio. La que nosotros proponemos es recuperarlo como una fuente de ocio, un centro que dinamice y dé calidad a la oferta de ocio de Puerto de la Cruz. Y cabe que pensemos que esa alternativa incluya una sala de juego”, reiteró.

Este nuevo planteamiento del Cabildo hecha por tierra la aspiración del Ayuntamiento portuense, y de gran parte del sector turístico de la localidad, que vienen solicitando desde hace varios años que el edificio recupere su antigua condición de hotel de lujo. De hecho, el Gran Hotel Taoro se inauguró en 1890 y fue el primer hotel de lujo abierto en España, y como tal funcionó hasta 1978.

Pero Carlos Alonso desecha esta alternativa: “La oferta hotelera en el Taoro la veo más complicada porque requeriría un gasto adicional muy importante y hoy por hoy no hay ningún inversor que asuma eso. Pero sí veo factible una oferta de ocio, de hostelería, restauración, sala de fiestas y utilizar el parque con elementos de juego o de agua, o buscar una manera para que esa zona disponga de un enclave de ocio con actividades tanto de noche como de día de gran atractivo para el turismo”.

En el edificio del Taoro estuvo emplazado el Casino entre 1979 y 2006, hasta que el Cabildo decidió trasladarlo a la Isla del Lago, con el propósito de intentar aumentar su rentabilidad económica. En estos años se han planteado numerosas propuestas para el nuevo uso del edificio, empezando por la actividad hotelera. Sin embargo, el concurso de explotación convocado por el Cabildo quedó desierto en dos ocasiones. Varias empresas se interesaron por el hotel del Taoro pero ninguna presentó oferta al considerar poco rentable el negocio, dadas las condiciones de la concesión.

Opciones

Se han barajado otras opciones, como servir de sede de un centro de estudios turísticos, que planteó años atrás el propio presidente del Cabildo, Ricardo Melchior. Incluso, tras el incendio del Hogar Santa Rita I, en 2008, llegó a pensarse en el Taoro como sede provisional para acoger a los ancianos del Padre Antonio.
En este momento el edificio está prácticamente vacío. Casinos de Tenerife ha trasladado al pabellón de Las Chumberas sus oficinas administrativas y solo hay ocupadas unas dependencias por el Instituto Volcanológico de Canarias, y por la sede del Consorcio Urbanístico de Puerto de la Cruz.

Rentabilidad

Carlos Alonso aseguró que el traslado a la Isla del Lago no perjudicó la rentabilidad económica de la instalación. “El Casino de Puerto de la Cruz funciona mejor en la Isla del Lago que en el Taoro, desde el punto de vista económico. Otra cosa es que la situación económica de la empresa Casinos de Tenerife, ha empeorado. La situación del Casino en el Lago es mejor, otra cosa es que nos podamos plantear una estrategia más integral para el edificio del Taoro, para una oferta de ocio complementaria importante y de calidad, que podría incluir un casino”, reiteró el vicepresidente insular.

[apunte]

“No vemos viable que vuelva a ser hotel”

El Cabildo de Tenerife no ve viable que el Taoro vuelva a ser hotel. “La oferta hotelera la veo más complicada -explicó el vicepresidente Carlos Alonso- porque requeriría un gasto adicional muy importante que hoy por hoy no hay ningún inversor que asuma eso. Pero una oferta de ocio de calidad y que esa zona disponga de actividades tanto de noche como de día, creo que sería de gran atractivo para el turismo”.

El Gran Hotel Taoro abrió sus puertas el 22 de noviembre de 1890. Fue un establecimiento pionero en el sector turístico de Canarias y un elemento de gran influencia en la vida social isleña. Su emplazamiento en un marco privilegiado, así como su construcción mediante un edificio singular, lo convirtieron en destino de buena parte de la alta sociedad europea de principios del siglo XX.

Su declive como gran hotel se inició con el devastador incendio que lo destruyó parcialmente en 1929. Continuó funcionando hasta que cerró sus puertas como hotel en 1975. Luego el Cabildo lo compró, lo reformó y lo reconvirtió en casino de juego, que se inauguró en 1979.

[/apunte]