X
GANADERIA > HUELGA DE HAMBRE

El ganadero en huelga de hambre empieza a tener síntomas de debilidad

   

EFE | Las Palmas de Gran Canaria

El ganadero grancanario Antonio Pérez, que está en huelga de hambre desde el pasado miércoles por lo que considera “incumplimientos” del Gobierno de Canarias, ha empezado a tener síntomas de debilidad, que han hecho necesarias las primeras atenciones médicas.

El representante del movimiento 15M Armando Suárez, que apoya a Pérez en su reclamación, informó hoy a Efe de que el aruquense de 62 años de edad empezó anoche a tener “calambres” en el estómago y en los pies, y que los médicos que lo atendieron comprobaron que, a pesar de que mantiene las constantes vitales, sufre un deterioro generalizado tanto muscular como de piel.

“Con la ayuda de líquidos mantiene las constantes vitales, pero ya es evidente un decaimiento de su cuerpo”, destacó.
Suárez recordó que para hoy estaba prevista la supresión de la alimentación líquida, algo que han pospuesto porque han mantenido una reunión con un consejero del Gobierno de Canarias -no facilitó su nombre- y parece que “hay una posible vía de solución”.

Armando Suárez adelantó que mañana, sobre las 11.00 horas, Antonio Pérez ofrecerá una conferencia de prensa en el lugar donde mantiene su huelga de hambre, frente a la sede del Gobierno de Canarias en Gran Canaria, y que informará de su problema y una posible solución que evite el desahucio de su casa del próximo 2 de septiembre.

Pérez Medina denuncia “el incumplimiento” que las administraciones y entidades bancarias han llevado a cabo de “los acuerdos verbalmente adoptados”.

El ganadero aruquense perdió sus reses en 2005 después de que el Gobierno le obligase a sacrificarlas por un supuesto brote de tuberculosis mal diagnosticado, y trece meses después la administración se comprometió a reponer las cabezas de ganado y comercializar sus productos.

Pérez recordó que tras cuarenta años de actividad pecuaria su “calvario” comenzó cuando su explotación ganadera fue clausurada durante trece meses por el Gobierno canario, “sin que mediara un expediente sanitario, ni de otro tipo”, que confirmara alguna enfermedad en sus cabezas de ganado.

Según informó el pasado jueves, la anterior titular de la Consejería de Ganadería del Gobierno de Canarias se reunió con su director general, el consejero de Ganadería del Cabildo Insular, el alcalde de Arucas y representantes de la Caja Rural y Banco de Santander para “apoyar” a su familia.