X
IRÁN >

El Gobierno de EE.UU. muestra su decepción por las condenas en Irán

   

Hillary Clinton, durante su reciente visita a España. | EFE

EFE | Washington

El gobierno de Estados Unidos está “profundamente decepcionado” por la sentencia de ocho años de prisión impuesta por Irán a dos ciudadanos estadounidenses, declaró ayer la secretaria de Estado, Hillary Clinton. En una declaración escrita, Clinton reiteró que Shane Bauer y Joshua Fattal deberían quedar en libertad de inmediato. Los dos hombres, junto con una mujer, fueron detenidos en 2009 en la región fronteriza de Irán con Irak y acusados de ingresar ilegalmente en territorio iraní y espionaje. La mujer quedó en libertad bajo fianza en septiembre pasado y ha regresado a Estados Unidos.

Después de dos años de su detención, señaló Clinton “es tiempo de que Shane y Joshua vuelvan a sus hogares y se reúnan con sus familias”. Clinton dijo que el presidente Barack Obama y todos los estadounidenses “mantienen su apoyo a los dos hombres. Un comunicado emitido por las familias de Bauer y Fattal señala que los dos hombres “son inocentes y jamás representaron una amenaza para Irán, su gobierno o su población”.

El fiscal general de Teherán, Abbas Yafari Doulat Abadi, había confirmado de forma oficial la sentencia de ocho años de cárcel para los estadounidenses, Shane Bauer y Josh Fattal, acusados de espionaje y de entrada ilegal a Irán. En declaraciones divulgadas por la agencia oficial de noticias iraní, IRNA, el fiscal agregó “según las leyes, los condenados tienen hasta 20 días para recurrir y que si no, la sentencia se considerará definitiva”.

Ayer el canal 6 de la televisión estatal iraní explicó, con una fuente anónima, que Shane Bauer y Josh Fattal fueron condenados a cinco años de cárcel por espiar para el servicio de inteligencia estadounidense y a otros tres por entrada ilegal en el país.

Masud Shafii, letrado que representa a Shane Bauer, Josh Fattal y Sarah Shourd, está ultima en libertad provisional y en Estados Unidos, dijo ayer que utilizará toda su capacidad jurídica y que tiene la “esperanza” de que la sentencia cambie. La vista final del juicio contra Fattal, Bauer y Shourd se celebró el pasado 31 de julio y la sentencia, según la ley, se debía haber hecho pública antes del 7 de agosto último.

El pasado 6 de agosto, el ministro de Asuntos Exteriores iraní, Ali Akbar Salehi, mostró su esperanza de que el juicio de Fattal y Bauer llevara a su liberación y agregó que la justicia iraní había seguido el caso de forma “justa”.

Dicen que eran senderistas

Los tres estadounidenses, Josh Fattal y Shane Bauer, ambos de 28 años, y Sarah Shourd, de 32, fueron detenidos cuando, según afirman, hacían senderismo en una zona montañosa del Kurdistán iraquí donde la frontera entre Irán e Irak es difusa.
La línea divisoria entre los dos países en la zona del Kurdistán no está suficientemente delimitada desde la guerra que ambas naciones libraron entre 1980 y 1988.

El juicio se enmarca en las hostiles relaciones que mantienen Irán y Estados Unidos, que rompieron sus lazos diplomáticos tras el triunfo en 1979 de la revolución que expulsó al Sha de Persia, Mohamad Reza Pahleví.