X
economía >

Empresarios y sindicatos canarios, reacios a las medidas de Madrid

   

Imagen de archivo del encuentro entre Gobierno, empresarios y sindicatos tras la reunión del Pacto Social por la Economía y el Empleo. | DA

M. FRESNO | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Empresarios y sindicatos mostraron ayer sus dudas de que las medidas anticrisis aprobadas el pasado viernes por el Consejo de Gobierno extraordinario alivien la actual situación económica que atraviesa Canarias. En opinión de ambos, éstas no son “la verdadera dirección económica que necesita ni España ni
Canarias”.

Para el secretario general de UGT en Canarias, Gustavo Santana, llegan tarde y responden únicamente a la “presión de la Unión Europea (UE) y de los mercados”. Además, están marcadas, por un escenario preelectoral, “en el que se hace muy difícil tomar otro tipo de medidas para reducir el gasto que serían muy impopulares”.

Santana aseguró que la rebaja del 8% al 4% del IVA que grava la compra de vivienda nueva “no estimulará” en nada la compra de inmuebles. Además, indicó, “habrá que ver si esta rebaja se traslada al IGIC, ya que en Canarias no tenemos IVA”.

La intención del Ejecutivo central con esta medida, sin embargo, es favorecer la actividad del sector de la construcción y generar empleo. De hecho, la idea es “incentivar” la compra de vivienda nueva y contribuir a la reactivación del sector. Un objetivo que Santana no cree que se cumpla.

Esfuerzo para las empresas

Al mismo tiempo explicó que la subida del anticipo del impuesto de Sociedades, otra de las medidas estrella adoptadas por el Gobierno, supondrá “un gran esfuerzo para las empresas que tendrán que ver si tienen capacidad para hacer frente a este pago”.

Según las cuentas del Gobierno, esta iniciativa permitirá recaudar 2.500 millones de euros más este año y alrededor de 400 millones adicionales en 2012 y 2013. En opinión de Gustavo Santana, las medidas del Ejecutivo deberían haber ido enfocadas a atacar a los verdaderos y grandes problemas del país como son el fraude fiscal, la economía sumergida, a gravar las rentas más altas de manera progresiva y a la nueva tasa a las transacciones.

Por su parte, el secretario general de la Confederación Provincial de Empresarios de Santa Cruz de Tenerife (CEOE), Pedro Alfonso, afirmó que el Gobierno “no ha cumplido con su deber de reducción del gasto público” y añadió que ahora no puede adoptar medidas que no vayan en este sentido.

Control del gasto

“No puede plantear una subida de impuestos si no cumple con sus compromisos de reducción del déficit y endeudamiento público”, matizó. Así, destacó que el primer gran esfuerzo del Ejecutivo debe ser el recorte del gasto. En cuanto a la iniciativa de que las empresas adelanten el pago del impuesto de sociedades indicó que supone que estén obligadas a tener liquidez, por lo que tendrán que hacer un gran esfuerzo. No obstante, explicó que las empresas afectadas en Canarias por esta medida no superan las 200.

En relación con la rebaja del IVA, Alfonso sí aclaró que ésta repercutirá en el IGIC pero explicó que debe ir complementada con una reducción de las tasas de licencia de obras, donde los ayuntamientos y la administración autonómica tendrán mucho que decir.

Tanto empresarios como sindicatos opinaron que dichas medidas, que hoy presenta el presidente del Gobierno en el Congreso de los Diputados, llegan tarde y no resuelven los auténticos problemas de la economía.

Desde el 2008, el Ejecutivo de Zapatero ha adoptado medidas para combatir la crisis que han pasado del estímulo fiscal al recorte del gasto, tal y como reclaman ahora los empresarios. De 2008 a 2009, se pusieron en marcha iniciativas fiscales de apoyo a las familias por valor de 14.000 millones y a las empresas por 17.000 millones. En 2010, llegó la austeridad con el objeto de reducir el gasto público en 50.000 millones hasta el año 2013, se congelaron las pensiones contribuitvas para este año y se redujo un 5% el salario de los funcionarios. Aún así, no es suficiente y el Gobierno deberá rebajar aún más su gasto, según Pedro Alfonso.