X
DEUDAS CON AUTÓNOMOS >

Entes públicos canarios deben 507 millones a autónomos

   

EP | Madrid

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) cifró ayer en 14.983 millones de euros la deuda de las administraciones públicas con los autónomos, de los que 507,75 millones se deben en Canarias.

Según informó la organización, Cataluña es la que más debe a los trabajadores por cuenta propia, con 2.756,87 millones de euros, seguida de Andalucía (2.442,23 millones de euros), Comunidad Valenciana (1.740 millones de euros) y Comunidad de Madrid (1.736,06 millones de euros).

Estas cuatro comunidades concentran el 57,9% del total de la deuda de la Administración con el colectivo y le siguen en la lista Galicia (1.059,91 millones), Castilla y León (854,03 millones), Castilla-La Mancha (734,17 millones), País Vasco (719,18 millones), la Región de Murcia (614,30 millones) y Extremadura, con una deuda que se cifra en torno a los 524,41 millones de euros.

A continuación se sitúan Aragón (509,71 millones) y Canarias, con una deuda que asciende hasta los 507,75 millones, y con una deuda inferior a los 500 millones están Baleares (390,09 millones), Principado de Asturias (376,04 millones) y Cantabria (206,46 millones). Por contra, las comunidades que menos adeudan a los autónomos son La Rioja (74,92 millones de euros) y Navarra (164,81 millones).

178 días para pagar

En cuanto a los periodos de pago, ATA asegura que mientras en el resto de Europa los plazos de pago a los autónomos se van reduciendo, en España se amplían. Actualmente, el periodo medio de pago de la Administración es de 178 días, siendo los ayuntamientos los que más tardan en pagar con una media de 296 días.

Según el presidente de la federación, Lorenzo Amor, “estos datos, junto al agravante de que los autónomos han adelantado 1.819 millones de euros en concepto de IVA, suponen un testimonio claro y definitivo de que los autónomos y las microempresas están financiando a las administraciones públicas, cuando debería ser al revés” y “es que esto se convierte en un foco de destrucción de empleo”.