santa cruz >

Julio Pérez quiere una “movida chicharrera” para la capital

N. G. | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez (CC-PNC-CCN), y el primer teniente de alcalde y consejero delegado de la Sociedad de Desarrollo, Julio Pérez (PSOE), anunciaron un paquete de medidas para “hacer la ciudad turísticamente más atractiva”. No en vano la dinamización de Santa Cruz y su conversión en municipio turístico figura como objetivo principal en el acuerdo de gobierno que están ejecutando conjuntamente el Partido Socialista y Coalición Canaria. Por eso, el Ayuntamiento ha decidido convocar a los diferentes ramos del sector para “dinamizar la ciudad en todos los sentidos”. El objetivo, para Julio Pérez, no es otro que “animar la ciudad para que haya una ‘Movida chicharrera’, como la hubo en otros tiempos en otras ciudades”.

Para lograr este propósito, el gobierno local quiere “trabajar en común” con diferentes áreas municipales, así como con los hoteleros de Santa Cruz, Turismo de Tenerife y el sector comercial y empresarial para “transformar” la ciudad con una política integral y participativa. “Queremos hacer que el deporte sea un aperitivo para el que venga de fuera” como también la cultura, porque “tenemos mucha actividad cultural que a veces no se conoce lo suficiente porque no está bien organizada, no está bien coordinada o no está bien señalizada”, indica. “Por ejemplo -añade Pérez-, la señalización para peatones y para vehículos para ir a determinados centros culturales como el Auditorio es defectuosa, pero eso lo vamos a cambiar”.

Convertirse en municipio turístico y recibir financiación por tal condición es lo más urgente para atraer visitantes y cumplir con el objetivo fijado. La Sociedad de Desarrollo se ha puesto a ello y a pesar de que los últimos indicadores desvelan que Santa Cruz ha tenido una pérdida considerable de plazas de alojamiento hotelero, Pérez afirma que “la capacidad en este momento es razonable, adecuada a lo que nosotros tenemos ahora”.

La declaración de Santa Cruz como Zona de Interés Turístico (ZIT) ha sido un primer paso y el siguiente será “cuando el Hotel Mencey se reincorpore a la oferta existente”. “De manera que no tenemos un problema de plazas hoteleras, tenemos plazas suficientes para el turismo que queremos captar”, apostilla el primer teniente de alcalde.

En este sentido, tal y como ya ha anunciado el Consistorio, entre las medidas a llevar a cabo, la línea de actuación sobre la que se trabajará incide en tres segmentos distintos de turismo: en primer lugar, “los cruceristas y las tripulaciones de los barcos de cruceros” (que suman casi un millón al año); segundo, “el turista alojado en el Sur o el Norte de la Isla que suele pasar una jornada en Santa Cruz”; y por último, el visitante “que viene solo a la capital como destino turístico”.

En este último objetivo quiere el Ayuntamiento hacer especial hincapié, y debe aprovechar “dos tipos claros de turismo”. Esto es, “el turismo de fin de semana que está creciendo en toda Europa, es decir, la ‘pequeña escapada’, la pareja que del viernes al domingo va a un sitio determinado”, explica Julio Pérez, “y el turismo de congreso no masivo”. “Creemos que tenemos capacidad entre el Auditorio y el Recinto Ferial de potenciar la capital como pequeño centro de congresos, para lo que es suficiente la capacidad hotelera que tenemos en este momento”. Y es que “Santa Cruz tiene museos, tiene historia, tiene escultura en la calle, tiene playa… atractivos” para ser un futuro lugar turístico de referencia, concluye el edil.