X
OLEAJE EXTREMO > LOS EFECTOS EN LA COSTA MERIDIONAL

La mar de fondo causa daños en Tabaiba y obliga a cerrar la piscina

   

El Ayuntamiento de El Rosario ha prohibido el baño en la piscina natural de Tabaiba, dañada por el mar. | DA

V. P. | El Rosario / Güímar / Arico

El fuerte oleaje de los últimos días ha hecho mella en varios municipios del Sur de Tenerife, donde algunas playas han quedado afectadas, con pérdida de arena y desperfectos en el mobiliario urbano. En El Rosario los daños en el entorno de la piscina natural de Tabaiba han obligado a cerrarla, mientras en Güímar la pista que da acceso a Las Bajas ha sido arrasada, y las playas del municipio presentan piedras y basuras, pérdida de madera de los paseos, y de zonas de muros y rampas. Y en el municipio de Arico, los barrios de Tajao y Las Arenas quedaron incomunicados por la zona costera.

El Ayuntamiento de El Rosario informó de que en la piscina de Tabaiba se colocó una cinta de balizamiento policial en todos sus accesos, así como en el puente de madera y solárium ubicado cerca de esta zona de baño, al tiempo que se mantenía ayer la bandera roja como indicativo de prohibición del baño, debido al oleaje.
La furia del mar produjo desperfectos en el suelo del solárium, así como en su borde, con desprendimientos de baldosas y pintura. La fuerza de las olas también desplazó la caseta de Cruz Roja, que quedó rodada un metro de su lugar habitual.

En Radazul también se colocó una cinta de balizamiento en los accesos al mar, con la señalización de bandera roja, al tiempo que el puesto de socorristas operativo en la zona se reforzó durante toda la tarde de ayer para prevenir a la población del peligro. En las playas de la explanada de Radazul (donde tras la bandera roja, desde el mediodía de ayer ya ondeaba la amarilla), se recogieron las pasarelas de madera, pero las boyas que delimitan esta nueva área de baño se vieron desplazadas.

Respecto a la playa de La Nea también ayer se mantuvo izada la bandera roja. En este punto se registró un desprendimiento de baldosas de la parte superior del muro de piedra del paseo de la playa. El Consistorio recogió las pasarelas de madera que facilitan los accesos al mar, para evitar su arrastre por el oleaje.

El Ayuntamiento está aún elaborando un informe sobre los desperfectos ocasionados, aunque reiteró que el área más afectada ha sido la piscina natural de Tabaiba, por lo que tomó la decisión de prohibir el baño por motivos de seguridad, según informó en un comunicado la alcaldesa accidental de El Rosario, Ana Lupe Mora, quien además es consejera de Medio Ambiente del Cabildo.

En Güímar, la Concejalía de Obras y Servicios trabaja desde ayer en eliminar los peligros que ha dejado el socavamiento de la pista de acceso a la zona de Las Bajas, que ha quedado arrasada por la mar de fondo.
El Consistorio güimarero asegura que continuará en todo el litoral los trabajos de limpieza, albañilería y explanaciones para que lo antes posible se recupere la normalidad. El Ayuntamiento, a través de sus técnicos, ha realizado una inspección de toda la costa afectada con el fin de evaluar los daños producidos.

Las olas también provocaron algunos daños en la costa de Arico.| DA

[apunte]

Daños en Arico

El mar también ha hecho de las suyas en el litoral de Arico durante los últimos días. En Las Maretas las olas lanzaron piedras a la avenida de Santiago y a la calle de San Agustín, dejando además la playa en mal estado. En San Miguel de Tajao, la mar de fondo estropeó la playa del edificio El Cielo, al tiempo que lanzó callaos a la avenida.

El lunes, parte de la playa de Abades quedó cubierta de piedras, y en Tajao y Las Arenas los embates del mar provocaron que quedaran incomunicados ambos barrios por la pista de la costa. Además, y como curiosidad, en Tajao el mar llegó tan adentro que se llenó el llamado Charco del Barranco, según informó el Ayuntamiento de Arico.

[/apunte]