X
DISTURBIOS EN INGLATERRA >

Los disturbios desatados en Gran Bretaña han causado 4 muertos

   

Un policía y un trabajador de la limpieza retiran los escombros de un vehículo en Bentley Road,. | EFE

AGENCIAS | Londres

Cuatro personas han resultado muertas y más de mil han sido detenidas en el Reino Unido por la violencia callejera sin precedentes que comenzó el sábado en Londres, según datos facilitados ayer por la policía.

Si bien Londres vivió una madrugada de relativa calma después de tres jornadas de graves disturbios, en otras ciudades británicas se registraron altercados en las últimas horas, entre ellas Manchester y Liverpool, al norte, y Birmingham y Nottingham, en el centro.

En Birmingham, tres personas fallecieron al ser atropellados por un vehículo la pasada madrugada mientras protegían su vecindario.

En Londres, Scotland Yard ha detenido a 768 personas por actos violentos, desórdenes y saqueos, y se han presentado cargos contra 167 de ellos, según los últimos datos de la Policía Metropolitana, 111 de cuyos agentes resultaron heridos.

En el área de Manchester fueron arrestadas 113 personas, otras 50 en Liverpool y 109 en West Midlands, que acoge las ciudades de Birmingham y Nottingham.En Londres, la policía Metropolitana efectuó el martes el mayor despliegue de la historia, con 16.000 agentes operando en las calles, y desde las 21.00 detuvo a 81 personas en diferentes zonas, si bien la situación estuvo tranquila.

La calma contrastó con la noche del lunes, cuando en el barrio de Croydon, sur de Londres, un hombre de 26 años resultó herido de bala y falleció el martes. La ciudad donde se produjeron los incidentes más graves fue Manchester, que vivió “niveles extraordinarios de violencia” cometidos por “grupos de delincuentes”; entre ellos, jóvenes de 15 años.

En este escenario, el primer ministro, David Cameron, prometió ayer más contundencia para atajar la ola de violencia que mantiene en vilo al Reino Unido.

El jefe del Ejecutivo volvió a reunirse con su gabinete de crisis para evaluar la magnitud de unos disturbios sin precedentes. La violencia callejera está por lo general dirigida contra la policía y protagonizada por jóvenes de alrededor de 20 años y hasta menores, como demuestran las fotografías de sospechosos que difundió ayer, por segundo día consecutivo, la policía metropolitana de Londres.

Ante la alarma generada entre la población, Cameron quiso tranquilizar a los británicos al asegurar que el Ejecutivo no permitirá que “una cultura del miedo” prevalezca en el Reino Unido.

La actual ola de violencia callejera ha mostrado “lo peor” y “lo mejor” del Reino Unido, declaró Cameron en alusión a los “delincuentes” que la provocan y a quienes se han unido en contra de ella.

Obligado a acortar su descanso estival para encabezar la respuesta a la crisis, el premier dijo que el país necesitaba una “respuesta” a esa “repugnante” ola de violencia y que desde el Gobierno se ha “respondido con firmeza”.

Como la pólvora

El Reino Unido se pregunta qué hay detrás de todo esto. Las autoridades insisten en calificar de “delincuencia contagiosa” los disturbios, que se han expandido como la pólvora.

Mientras las imágenes muestran a veinteañeros y hasta niños de doce años rompiendo escaparates y robando zapatillas de deporte, ropa de marca y electrodomésticos, unos británicos confundidos y conmocionados se preguntan quiénes son estos jóvenes y qué les lleva a participar, sin motivación aparente, en un fenómeno sin precedentes de vandalismo generalizado.