X
VILLA DE MAZO >

Mazo recupera 234.000 euros que nunca llegaron al Ayuntamiento

   

El Ayuntamiento recuperará una cantidad que no fue ingresada en sus arcas, pese a haber sido cobrada. | DA


EUGENIA PAIZ
| Mazo

El Ayuntamiento de Villa de Mazo ha ganado en la vía de lo contencioso-administrativo la reclamación de los 234.603 euros, más otros 7.000 euros en concepto de intereses, que sus arcas no ingresaron en concepto de impuestos por la defectuosa gestión de la entidad contratada para el cobro de éstos.

Esta empresa privada ahora tendrá que indemnizar al consistorio por los daños y perjuicios causados por “la deficiente prestación de las obligaciones que correspondían exclusivamente a dicha empresa en cumplimiento del contrato de servicio de recaudación suscrito con el Ayuntamiento”. La misma sentencia declara a la empresa responsable del incumplimiento contractual y la obliga a restituir el importe que cobró y no devolvió al consistorio.

El impago de esta considerable cantidad de dinero, aún más para un municipio pequeño y con limitados ingresos, supuso en su momento, cuando se ratificó que el dinero no llegó nunca a las arcas locales, un duro golpe para la economía local, situación que se solucionará “en próximas fechas”, explicó la alcaldesa, Nieves Lady Barreto, quien expresó su satisfacción por la finalización de este proceso en la vía judicial, aunque queda pendiente el pronunciamiento de la Audiencia de Cuentas, que también abrió una investigación al respecto, a petición del propio ayuntamiento hace dos años.

Aunque la primera sentencia del Juzgado de la Contencioso Administrativo Número 2 de Santa Cruz de Tenerife -favorable al consistorio- fue recurrida por la empresa encargada de cobrar parte de la la recaudación municipal, la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias la ha confirmado, condenando a la empresa a asumir, además, las costas del proceso judicial.

La alcaldesa de la localidad explicó que “ya hemos iniciado los trámites parque se reintegre la cantidad de dinero en nuestra cuenta, más los intereses generados durante ese tiempo, que ascienden a 7.000 euros, además del aval que se ha nombrado para garantizar el cobro”. “Durante todo el procedimiento, que se inició tras detectarse irregularidades en el año 2008 en el funcionamiento del servicio de recaudación del Ayuntamiento, los grupos en la oposición han estado puntualmente informados del proceso”, quiso subrayar la regidora local.