X
homicidio >

Mueren tres niños en un centro de acogida de Valladolid

   

La Guardia Civil ha acordonado la zona cercana al centro de acogida y atención a discapacitados. | EFE

EUROPA PRESS | VALLADOLID

La monitora de los tres menores que han perdido la vida esta mañana en centro de acogida de Boecillo (Valladolid) ha sido detenida como presunta autora de estas muertes, ya que, según han indicado fuentes de la investigación, éstos podrían haber fallecido por asfixia.

Los niños padecían un gran grado de movilidad reducida, entre el 78 y el 90 por ciento, dos de ellos eran de nacionalidad española y un tercero era guineano, según ha informado el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Cecilio Vadillo.

El suceso se ha producido en el centro de acogida y de atención a discapacitados ubicado en la calle Almendro de dicho término municipal en torno a las 9.05 horas de la mañana de este lunes.

Hasta el lugar de los hechos se han desplazado efectivos de la Policía Local de Boecillo, a la Guardia Civil de Valladolid, dos UVI Móvil, una ambulancia de soporte vital básico y el equipo médico del centro de salud de Laguna de Duero.

Allí los facultativos de Sacyl han confirmado el fallecimiento de tres menores de 3, 9 y 14 años, y han trasladado a una mujer de 55 años, G.L.B, al Hospital Clínico de Valladolid. Además tres personas han necesitado asistencia sanitaria en el lugar.

Un acto de locurar

El presidente de Mensajeros de la Paz, el padre Ángel, ha atribuido hoy a un posible “acto de locura” la muerte de los tres niños hallados sin vida en un centro de esta organización para menores con discapacidad, situado en la población vallisoletana de Boecillo, a unos 12 kilómetros de Valladolid.

La monitora, ahora hospitalizada bajo custodia y que se ocupaba de cuidar a los menores durante las noches, al parecer fue hallada inconsciente cuando llegaron otras cuidadoras al centro asistencial, donde requirieron asistencia psicológica.

Nunca se ha tenido constancia de que la monitora que se encuentra lesionada hubiera padecido síntomas de depresión u otros problemas similares, ha asegurado el padre Ángel, tras calificar de “acto de locura” el fallecimiento de los pequeños, unas muertes que fuentes próximas a la investigación han atribuido a una posible asfixia con la supuesta implicación de la monitora hospitalizada.

En el caso de uno de los menores, según ha explicado el padre Ángel, “iba a ser acogido por una de las cuidadoras que había tenido anteriormente”, lo que demuestra “el gran vínculo que se crea entre cuidadoras y niños”.

“La muerte de cualquier persona supone una gran pena y lloro, pero ante la de tres niños te quedas sin palabras y totalmente consternado”, ha precisado el padre Ángel.

El presidente de Mensajeros de la Paz ha recalcado que “no ha habido negligencia alguna, sino un caso de locura, de mala suerte”.

Las instalaciones son “totalmente nuevas y perfectamente adaptadas a la situación especial de los niños”, según ha indicado la consejera de Familia, quien ha detallado que el centro se abrió bajo la gestión de esta ONG “de reconocido prestigio nacional e internacional”.

El centro de Boecillo tiene capacidad para atender hasta seis niños con grandes discapacidades y cuenta con siete profesionales a su cargo, si bien Marcos ha señalado que “nunca” se llena, debido al “perfil especial” de los menores que acoge.

El próximo 30 de agosto la consejera informará en las Cortes de Castilla y León “sobre todo lo que haya ido surgiendo hasta ese momento, para que exista una total transparencia sobre este caso”, al tiempo que se ha puesto a “disposición del sistema judicial”.