X
arico >

Niegan que el emisario de El Porís atraiga a los tiburones

   

Foto cedida por el Ayuntamiento del tiburón que apareció muerto el 22 de julio, “lejos de la costa”. | DA

VICENTE PÉREZ | ARICO

El Ayuntamiento de Arico niega que los vertidos del emisario submarino de El Porís estén atrayendo tiburones cerca de las zonas de baño, al tiempo que aclara que el ejemplar de escualo mencionado ayer en este periódico apareció muerto en el fondo marino, el 22 de julio pasado, y lejos de la costa.
“Ese tiburón fue traído luego al muelle por una persona que lo encontró y que le cortó una de sus aletas”, pero este hecho “no se puede relacionar ni con vertidos, ni con que entraba de noche en la playa del Porís, ni nada que se le pareciera”, manifiesta el gobierno municipal en un comunicado. También precisa el Consistorio sureño que este ejemplar medía dos metros, y no cuatro, como indicaron residentes en El Porís a este periódico.

El Ayuntamiento asegura que, nada más tener conocimiento de esta noticia hizo las pertinentes averiguaciones ante los puestos auxiliar y de Granadilla de la Guardia Civil, la Policía Local de Arico y el Cabildo y ninguno de ellos dijo tener constancia de un ejemplar de cuatro metros.

El equipo gobernante, que preside Olivia Delgado, lamenta que “personas desconocidas tergiversen este tipo de informaciones que crean alarma social, y que más que ayudar a solucionar problemas, lo que hacen es perjudicar al Porís y al municipio de Arico, al crear hechos falsos, pero graves, insinuando que numerosos tiburones gigantes merodean el Porís por las noches, extremo totalmente incierto”.

Según el Consistorio, los expertos que ha consultado sobre este asunto, señalan que los comentarios realizados por algunos veraneantes y vecinos del lugar a este diario “no tienen sustento científico alguno y que en otras zonas de la costa tinerfeña, hay gran cantidad de pescado, como es el caso de jaulas marinas, y no se han dado este tipo de hallazgos”.

En esta misma línea, el oceanógrafo Pedro Pascual descartó, en declaraciones a DIARIO DE AVISOS, una relación entre la aparición del tiburón muerto en aguas de El Porís con la existencia de vertidos de aguas residuales. “Estos tiburones viven a mucha profundidad, a unos 500 metros, y pescan de noche, pero un emisario sólo reúne un cardumen en tal caso de bogas, que no llama la atención a estos ejemplares”, manifestó el experto.

Pascual recordó, no obstante, que hace dos años se avistó un tiburón en El Porís, y detalló que el aparecido hace un mes muerto “pudo haberse enredado en algún trasmallo”. “Las hembras preñadas suben a aguas más someras para reproducirse, cada dos años”, agregó el biólogo.

El Cabildo de Tenerife, del que dependen el Centro Insular de Recuperación de la Fauna Silvestre y el Complejo Medioambiental (o vertedero insular, situado en Arico) corroboró también la aparición, muerto, de un tiburón de unos dos metros el 22 de julio.

Aguas aptas para el baño

En cuanto a la situación de las aguas de baño de El Porís, la Concejalía de Medio Ambiente “desmiente igualmente la existencia de vertidos ilegales en la zona, ya que una empresa contratada por el Ayuntamiento realiza analíticas todos los meses, supervisadas por la Dirección General de Sanidad Pública [del Gobierno de Canarias], que es la competente en esta materia”.

Tal como publicó el pasado 20 de julio este diario, las aguas residuales que salen por el emisario del Porís incumplen la normativa vigente, en concreto la orden ministerial que desde 1993 regula los proyectos de conducciones de los vertidos desde tierra al mar. Así se especifica en el proyecto de construcción de un nuevo emisario submarino y de una estación de tratamiento de aguas residuales, que este verano sacó a información pública el Consejo Insular de Aguas, instalaciones con las que se dará solución a este problema.