X
PUERTO DE LA CRUZ >

Padrón pide al Ayuntamiento que medie con los empleados del Atalaya

   

Manifestación de trabajadores del Hotel Atalaya. | EP

DIARIO DE AVISOS | Puerto de la Cruz

El grupo municipal Socialista de Puerto de La Cruz solicita “de forma urgente” al alcalde, el nacionalista Marcos Brito, que se reúna con los trabajadores del hotel Atalaya con el fin de que el Consistorio lidere la mediación con el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife para exigir tanto la reapertura del establecimiento como el pago de las siete nóminas que aún no han sido abonadas a sus 59 trabajadores.

La portavoz del grupo Socialista, Dolores Padrón, considera que “el drama humano que viven 59 familias del norte de Tenerife no puede permitir que el alcalde mire para otro lado”, por lo que también solicita que “en esa reunión con los trabajadores afectados estén presentes los portavoces de todos los grupos municipales con representación en el pleno del Ayuntamiento”.

“Cuando un enfermo tiene un paro cardiaco no se puede esperar a que se le pase, hay que actuar con urgencia, y el cierre del hotel Atalaya es el primer síntoma de que si no se toman medidas contundentes, Puerto de la Cruz puede convertirse en un cadáver económico y social”, afirma Padrón. Además, según la exalcaldesa, la directora general de Trabajo del Gobierno de Canarias, Gloria Gutiérrez se ha interesado por el caso y mantendrá próximamente una reunión con los representantes de los trabajadores afectados por el controvertido ERE.

Por ello, también espera que el Juzgado de lo Mercantil que está llevando el caso revise todas las pruebas aportadas e insiste en que “un hotel nuevo y rentable no puede culminar un conflicto laboral con sus empleados cerrando el establecimiento”, por lo que “por interés general, el Ayuntamiento tiene el deber de atajar y denunciar una forma de proceder que pone en peligro el desarrollo económico” del municipio “y el futuro social de 59 familias tinerfeñas”. Un llamamiento que Padrón hace extensivo a “todos los alcaldes del Valle”, pues considera que con la excusa de la crisis no se puede permitir que se castigue aún más a familias trabajadoras del norte de Tenerife. Para Padrón, “toda la información que tienen los trabajadores apunta a que ese hotel es viable”, por lo que “si no se aclara la actuación del Grupo Tremón, otros empresarios pueden hacer lo mismo”.