REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN >

Rubalcaba dice a Zapatero que él lo hubiera hecho de “otra manera”

El candidato Rubalcaba, ayer con los barones territoriales del PSOE. | GUSTAVO CUEVAS (EFE)

AGENCIAS | Madrid

El candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, le dijo ayer a José Luis Rodríguez Zapatero que él no hubiera hecho así la reforma de la Constitución para fijar una disciplina de déficit, sino que lo hubiera consultado con la dirección del partido.

Esa queja se la trasladó Rubalcaba a Zapatero durante la reunión de la ejecutiva federal del PSOE, en su primer encuentro después del paréntesis vacacional y después del acuerdo alcanzado con el PP para reformar la Constitución.
Fuentes de la dirección federal trasladaron a Efe que tanto Zapatero como Rubalcaba se emplearon a fondo para explicar a sus compañeros de la cúpula las razones que han llevado a proponer una reforma exprés de la Carta Magna a pocas semanas de la disolución de las Cortes Generales por la convocatoria electoral.

Rubalcaba hubiera preferido que una decisión de este calibre se hubiera discutido previamente en el seno de la dirección del partido. No obstante, aclaró: “La reforma es como una vacuna que hay que ponerse ahora”.

Los barones territoriales cerraron filas en torno a Alfredo Pérez Rubalcaba y apoyaron sin matices la reforma de la Constitución que se somete hoy a votación en el Congreso de los Diputados.

De hecho, algunos de los dirigentes que habían mostrado públicamente reticencias se declararon satisfechos con las explicaciones ofrecidas por el exministro durante la reunión desarrollada a puerta cerrada en Ferraz.

No obstante, según indicaron a Europa Press fuentes socialistas, algunos elevaron alguna crítica, especialmente con las formas y con la urgencia en que se planteó la reforma sobre una cuestión tan delicada e incidieron en que “las cosas se podían haber hecho mejor”. En general, todos coincidieron en respaldar la gestión del cabeza de cartel del PSOE para las generales.

[apunte]

Chacón también expresa sus reservas

La ministra de Defensa, Carme Chacón, expresó ayer en la ejecutiva del PSC sus reservas a la reforma constitucional pactada por el PSOE y el PP, aunque la dirección en pleno avaló por asentimiento el rechazo al referéndum y la modificación.

El debate en la ejecutiva del PSC ha sido muy intenso, y algunos de sus miembros han expresado su malestar porque la reforma se hace sin la convocatoria de un referéndum.

Miembros de la dirección de los socialistas catalanes plantearon la necesidad de aprobar estos cambios en la Carta Magna mediante referéndum, aunque tampoco fue una postura inamovible. Las fuentes consultadas precisaron que la mayor parte quienes intervinieron manifestaron muchas dudas y preocupación por el paso que se estaba dando.

Entre los dirigentes del PSC que propusieron la celebración de un referéndum estaba Montserrat Tura, y también algunos de los jóvenes valores en alza en el partido, como Jaume Collboni y la exsecretaria del Govern Laia Bonet.

Tura no creía que se tuviera que incluir en la Constitución la limitación del déficit y defendió consultar a los ciudadanos, porque la Constitución también se sometió a referéndum.

[/apunte]