X
agricultura >

Temores ante una cosecha tardía

   

Mazo y Fuencaliente han estado afectadas por el mal tiempo. | DA

EUGENIA PAIZ | SANTA CRUZ DE LA PALMA

La vendimia del sector vitivinícola insular ha dado comienzo, eso sí, 12 días más tarde que en la campaña de 2010 y con unas expectativas no muy halagüeñas, similares a las del año pasado, cuando no se superaron los 690.391kilos de uva.

Factores a tener en cuenta para evaluar los resultados que deparará la cosecha de este año son las condiciones climatológicas, que a lo largo del ciclo de cultivo “no fueron las más adecuadas para la brotación y el nacimiento de racimos debido a la ausencia de frío invernal y a la persistencia de días lluviosos”. Así las cosas, “el verano tardó en hacerse notar, lo que provocó que los viticultores no pudieran realizar los tratamientos de la uva en determinadas zonas, provocado así, que mucha cantidad de uva enfermara”.

Son los datos facilitados por los técnicos del Consejo Regulador de Denominación de Origen Vinos de La Palma, que señalan que las zonas más afectadas por estas condiciones climáticas son la subzona Hoyo de Mazo y la subzona Fuencaliente. Mientras tanto, en la subzona Norte, se espera menos cosecha que en la campaña 2011.

La cosecha se verá afectada este año por las malas condiciones climatológicas

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen de Vinos La Palma reconoce que “siendo optimistas esperamos recolectar unos 700.000 kilos de uva durante esta campaña 2011”. Según los datos estadísticos del Consejo Regulador, “no se recuerda un año en el que se haya empezado la vendimia tan tarde” y concreta que “tendríamos que remontarnos al año 2003, cuya vendimia empezó el día 12 de agosto”. El Consejo Regulador cuenta en la actualidad con 1.232 socios viticultores, 732 hectáreas de viñedo cultivado y 18 bodegas inscritas.

El sector vitivinícola insular es consciente de que vive un momento de dificultad. Los kilos de uva recolectada en otras campañas han llegado al 1,5 millones, cifras que ahora son impensables y que inevitablemente experimentaron un cambio a partir del incendio que en 2009 devastó gran parte de la viña de Fuencaliente y Mazo, los mayores productores de vino de la Isla.

No se recuerda un año en el que la vendimia haya dado comienzo tan tarde

El sector sigue intentando consolidarse en el mercado regional, donde se hacen esfuerzos para mantener el porcentaje de ventas pero con la dura competencia no solo de otras marcas sino de vino embotellado que no tiene denominación de origen y que en el caso concreto de la Isla bonita se sigue sirviendo como “vino palmero”. Desde el Consejo Regulador de Denominación de Origen Vinos de La Palma han subrayado la necesidad de que los viticultores, frente a la crisis que vienen arrastrando desde hace varios años, centren sus esfuerzos en saber vender, algo que hasta hace bien poco no parecía tener un lugar prioritario entre las acciones de los viticultores palmeros. Desde hace algún tiempo se trabaja en mayor medida en marketing de margen dado que un producto, pese a las subvenciones, debe ser rentable por si mismo.

La calidad de los vinos producidos en la Isla y la modernización de las bodegas son elementos a tener en cuenta al ahora de evaluar la situación del sector vitivinícola insular, que ha tratado de mejorar su oferta con la puesta en marcha de cinco rutas enológicas vinculadas al paisaje, centros temáticos y otros lugares de interés de la geografía insular, un proyecto denominado Enoturismo y más, en el que técnicos y bodegueros trabajaron estrechamente con Agricultura para conseguir promocionar los caldos estableciendo un vinculo directo con el turismo, de forma que ambos sectores productivos puedan servir como reclamo.