X
> POR NICOLÁS DORTA

Un giro absoluto

   

El Sun Festival Canarias cambió de formato en su último concierto del 6 de agosto. Buscando el éxito. Ha pasado del atrevimiento de Nessun Dorma por un musculado Michael Bolton o el dulce soprano de Kenny G, al sonido envolvente de los que pinchan discos. Ambos espectáculos igualmente válidos y con sus públicos respectivos. Está claro que la figura del dj (un personaje muy cotizado, incluso algunos vuelan en aviones privados) domina a las masas. Eso es lo que pasó el sábado en el campo de golf Costa Adeje. Una fiesta por todo lo alto para mayores de 18 años (estaba prohibida la entrada a menores). El secreto del triunfo de los ritmos de baile es la repetición, más si van acompañados de una melodía gloriosa. Miss Nine, la joven y famosa dj alemana hizo lo propio con el Losing my religion de REM, Jacobo Padilla puso el cuerpo en calma con un reggae en medio de la sesión y Tiësto demostró por qué es el mejor, el más caro y el que debe sonar más alto que los demás. El concierto fue un giro absoluto a la filosofía de estrellas del rock para público anglosajón. Los empresarios de Sun Festival lo saben. Han arriesgado y les ha salido bien. La idea es mantener esta senda. Repetir si es posible otro festival de música disco sin olvidar lo demás. Ahora toca reflexionar, hacer números tras las últimas producciones en ese tranquilo valle verde. No hubo incidentes, apenas un tropezón y algún pasón con las copas. Mucha seguridad. Verano, calor, poca ropa, sensaciones. Un éxito.