X
puerto de la cruz >

Un grupo de individuos provoca destrozos en la piscina municipal

   

Imagen de archivo de la piscina municipal portuense. | MOISÉS PÉREZ

LUIS F. FEBLES | PUERTO DE LA CRUZ

La piscina municipal de Puerto de la Cruz fue el escenario en la madrugada del sábado al domingo de un acto vandálico, en el que parte del mobiliario de la instalación municipal se vio afectado. Según informan desde el Ayuntamiento portuense, un grupo de individuos se introdujo de forma clandestina en el recinto deportivo arrojando bancos, vallas y contenedores a la piscina. Desde el domingo por la mañana se notificó lo sucedido al concejal de Deportes, Juan Carlos Marrero, y el personal competente acudió a la zona para realizar las labores de limpieza y retirada de los materiales del fondo de la instalación.

Finalmente, el lunes a partir de las 10.30 de la mañana la piscina quedó abierta para los niños que realizan los cursos de natación y para el público en general. No es la primera vez que ocurren actos de este tipo, incluso en alguna ocasión, grupos de jóvenes que organizan botellón en la zona aledaña a la piscina han accedido para realizar tropelías dentro de estas instalaciones municipales. Para confirmar que tras estos acontecimientos, el agua de la piscina estaba en condiciones para el baño, el personal del Ayuntamiento procedió el mismo lunes por la mañana a realizar los cotidianos análisis del ph y del cloro, con un resultado favorable.

Quejas de los usuarios

Algunos usuarios de la piscina municipal se han visto afectados, por la infección y el contagio de hongos y afecciones urinarias, presumiblemente por el estado del agua y de algunas zonas de la piscina. Ante esta situación, Marrero, alude que “hasta el momento no hemos tenido constancia oficial de ningún tipo de denuncia motivada por que algún usuario se haya visto afectado por hongos o por cualquier otra infección producida por el agua de la piscina”.

El concejal, deja claro que el estado del agua cumple perfectamente los requisitos de sanidad y que las muestras se recogen diariamente. “Desde el momento que tengamos constancia de algún problema, lo que haremos será cerrar la piscina, todo está correcto”,aclara Marrero.