X

Violentos enfrentamientos en Trípoli y en el palacio presidencial de Gadafi

   

AGENCIAS | Argel / Londres/ Bruselas

Grupos de rebeldes y de partidarios del líder libio, Muamar al Gadafi, mantienen el martes duros combates en varios barrios de Trípoli, aseguró la cadena catarí Al Yazira.

Abubakar Al Misrati, uno de los portavoces de la opositora Alianza del 17 de febrero, dijo a la emisora que los enfrentamientos afectan a varias áreas, aunque los más encarnizados tienen lugar a las puertas del recinto fortificado de Bab al Aziziya, donde reside el coronel Muamar Gadafi, y se cree que podría estar escondido.

Los jefes militares rebeldes han decidido aprovechar las primeras horas del día para atacar el complejo que contiene un palacio residencial y otras instalaciones en unos seis kilómetros cuadrados.

Los corresponsales de las cadenas de televisión Al Arabiya y Al Yazira, afirman que grupos de insurgentes tienen el complejo rodeado, que están asaltando el palacio y han conseguido cruzar la primera de las puertas del mismo.

“Los revolucionarios están intentando entrar por la Puerta Vieja en la parte occidental (del complejo). Si lo consiguen, los combates se trasladarán al interior del recinto”, había señalado poco antes a Al Arabiya el rebelde Muftah Ahmad Othman. Según esta cadena, se han escuchado explosiones en el interior del complejo y los combates están concentrados principalmente por ahora en la parte oeste.

Los rebeldes tomaron en la noche del lunes la decisión de incrementar el asedio al acuartelamiento de Gadafi en la mañana del martes, después de que llegaran a Trípoli refuerzos desde los frentes del sur y oeste del país, asegura la cadena. “Miles de combatientes rebeldes están situados alrededor de la Plaza de la Victoria (antes Plaza Verde) y esperan poder lanzar el ataque final”, sostuvo el corresponsal de Al Yazira.

Por su parte, los soldados de Gaddafi habrían disparado varios cohetes desde la residencia. Al menos dos personas han muerto y varias más han resultado heridas, entre ellas un menor, como consecuencia de los cohetes que están disparando las fuerzas leales al líder libio, según informa la cadena británica Sky News.