entrevista >

“Creo que PP y PSOE habrían hecho un buen tándem”

Carlos Cabrera defiende que La Palma necesita un giro político que lleve a CC a la oposición en el Cabildo. / DA

DAVID SANZ | Santa Cruz de La Palma

Carlos Cabrera se distinguió el pasado mandato en el Cabildo por ser la voz más contundente en la oposición. Al comienzo de esta nueva etapa promete, a tenor de sus intervenciones, mantener la misma línea de confrontación con el gobierno de Coalición Canaria (CC).

-¿Ha notado algún cambio con un gobierno insular en minoría?

“No. Sustancialmente ninguno, por desgracia. Se está reclamando que haya un cambio en la forma de gobernar porque ya no hay mayoría y, sin embargo, se comportan como si la tuvieran. No hay mayor voluntad de consenso, que los asuntos se lleven a comisión o se propongan nuevas iniciativas en las que pueda también participar la oposición. Creo que se equivocan profundamente con esta política. Porque, además de que no tienen la mayoría, creo que es fundamental el apoyo y el consenso de las fuerzas políticas en una situación como la que nos encontramos en La Palma. Ellos han demostrado que no son capaces por sí mismos y, además, no son capaces de dar la mano para poder colaborar”.

-¿Qué está fallando?

“Está funcionando lo que nos viene de fuera. Es decir, lo que está asegurado con fondos externos. Eso es lo único que está garantizado, como el plátano, que, con cierta incertidumbres, más o menos va. Además de esto, la actividad pública insular que debe impulsar en materia de turismo, infraestructuras, buscar inversores… en definitiva, medidas para salir de esta doble crisis que estamos sufriendo, no se está produciendo. En líneas generales, no estamos avanzando. Hay cosas puntuales que sí, sería injusto decir que todo está mal, pero en una balanza la gestión política de CC no es la que puede sacar adelante la Isla. Ya lo ha demostrado. Son muchos años gobernando y llevándonos a la situación en que estamos”.

-¿Qué está fallando en sectores como el turismo?

“En primer lugar, se están tomando decisiones unilaterales. También hay decisiones que son nulas, porque no se toman por órganos competentes. El Patronato de Turismo aún no se ha creado. Empezamos ya mal. Ahora nos presentan un Plan de Marketing que vamos a estudiar. En el diagnóstico nos vamos a encontrar todos pero habrá que proponer soluciones. Está fallando lo que hemos dicho desde hace mucho tiempo, que la Isla tenga incentivos para atraer a inversores. Tenemos que crear un empresariado fuerte turístico para luchar con otras islas que lo tienen mucho más fácil porque hay mucha gente trabajando y viviendo del turismo. Necesitamos que el turismo no sea solo atraer a más gente para que venga a visitarnos, sino un conjunto de políticas como infraestructuras, nuevas instalaciones públicas y privada, ocio, formación, mejorar la conectividad”.

-Ustedes sostienen que se le ponen pegas a inversores, ¿podría poner algún ejemplo?

“Hay varios ejemplos claros. Además de que el Plan Turístico no se ha impulsado y varias actuaciones ya no se pueden hacer porque se ha cumplido el plazo, han caducado, ahí está el caso de don Pedro, en Garafía, que primero se trabaja sobre un proyecto de villas y, después, en el documento del Plan, se dice que en el suelo de protección territorial no se puede. En qué quedamos. Le decimos que sí en una parte del documento y que no, en otra. En Las Manchas, porque no se ajustó el planeamiento, aunque me da que hay otros problemas. Cuando se pretende invertir en el golf de Breña Alta todo son pegas y más pegas.Ahí vemos ejemplos evidentes. Por mala gestión política, la Isla no es atractiva para la inversión. La gente teme la inseguridad jurídica. En vez de abrirle los brazos, lo que hacen es echarlos”.

-¿Por qué?

“Creo que ha habido una traslación de la mentalidad antiturista en muchos sectores y no se le ha prestado la debida atención. Es la maría. El otro día el consejero reconoció que cuando se podía tener turismo no se quiso. El responsable de eso es CC, por llevar una política sin norte, dando coletazos. Primero hay colectivos que influyen en el ordenamiento y una negativa por parte del grupo de Gobierno de CC de entender que la otra pata de la economía insular debe ser el turismo”.

-En el terreno político, ¿por qué no pactaron PP y PSOE?

“Nosotros estábamos abiertos a esa posibilidad y fue el PSOE quien no lo vio viable. Yo lo lamento profundamente. Esta isla necesita una revolución en la gestión política y no la puede dar quien lleva gobernando tanto tiempo. Esa nueva ilusión, esos nuevos proyectos que se podían plantear con otra gente gobernando en el Cabildo no se ha podido dar. Estaría bien que CC se oxigenara en la oposición, que se replanteara muchas cosas, eso es sano. Creo que el PP y el PSOE habrían hecho un buen tándem para gobernar el Cabildo y sigo convencido de ello”.

-¿Cómo ve el más que posible pacto entre CC y PSOE?

“Hay muchas cosas que CC y PSOE no comparten. Nosotros hemos coincidido en muchos cosas con el PSOE y CC se ha mantenido contraria. Creo que el pacto lo necesita CC, pero no le va a ir bien al PSOE y, lo que es peor, a La Palma tampoco”.

-Uno de los asuntos en que coincidían es en la crítica a Sodepal, ¿seguirán unidos en ese frente?

“Sodepal tiene unas encomiendas interesantes, pero también otras muchas que no han servido para nada y se ha gastado mucho dinero. Y otros problemas que vamos a planear en el próximo pleno, como la situación de algunos trabajadores en Sodepal y sus posibles vínculos con el Cabildo, algo muy grave. Hay personas que pueden pensar que trabajan para el Cabildo y no para Sodepal. La empresa debe reestructurarse y espero que el PSOE no cambie. También coincidíamos en que CC no era buena para La Palma y creo que seguimos coincidiendo en ello”.

-¿Ve factible un pacto de su partido con el PSOE en el Cabildo?

“Puede pasar de todo a partir del 20-N. Yo no descarto absolutamente nada. Los acuerdos que se pueden producir en los próximos días, en los próximos meses se pueden cambiar. CC se tenía que haber movido mucho más en ese tiempo, en vez de estar pendiente si me voy o me quedo, tenía que haber abierto las puertas. No lo han hecho y siguen encerrados en su mundo”.