X
entrevista

“El IAC debe actualizar su estructura y ser flexible”

   

La ministra, en la inauguración del Centro Oceanográfico de Canarias. / DA

VERÓNICA MARTÍN | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Cristina Garmendia tiene claro que el futuro del país depende de la I+D+i. Viene de la empresa privada y sabe muy bien que, en este ámbito, hay potencial. Estuvo ayer en Tenerife para inaugurar la nueva sede del Centro Oceanográfico de Canarias, del IEO, y habló en exclusiva con DIARIO DE AVISOS.

-¿Qué papel debe tener Canarias para fomentar el incremento del peso mundial de la I+D española?

“Hay dos aspectos que afectan de forma especial a Canarias que son la oceanografía y la astrofísica. Esto es constatable a través de las cifras. Son sectores que hay que consolidar y potenciar”.

-Una vez inaugurado este centro, ¿qué se va a hacer a partir de ahora en investigación en ciencias marinas en el Archipiélago?

“Los centros de investigación del Instituto Español de Oceanografía (IEO), y este es el más moderno y será una punta de lanza del propio instituto, pueden coincidir en ayudar y asesorar a las políticas pesqueras a nivel internacional y a la española de forma particular. En concreto, en el estudio y las recomendaciones sobre los recursos pesqueros. También en la acuicultura, que es un ámbito clarísimo de actuación a potenciar porque debe ser un sector de actividad económica donde Canarias se puede posicionar con un liderazgo claro. Si de algo ha servido esta crisis, es que tenemos que salir de ella con una gran renovación. La sociedad demuestra una gran confianza en sus científicos y la ciencia está respondiendo”.

-¿En qué afectará la Ley de la Ciencia a uno de los centros más importantes de las Islas: el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC)?

“Lo que se pretende es actualizar la estructura del Astrofísico para, desde luego, potenciarlo y consolidarlo como lo que es: una referencia internacional. Los cambios serán, sin duda, siempre con el acuerdo de todos. Participan las dos administraciones: la central y la canaria y, de forma específica, la Universidad de La Laguna y el CSIC”.

-¿Qué novedades traerá esta modificación legal?

“Los cambios serán los que requieran las instalaciones y las nuevas estructuras. Los administrativos vendrán para que la institución tenga la flexibilidad suficiente, en todos los términos, para acoger las colaboraciones necesarias con organismos internacionales, y muy especialmente, con la industria privada. Hay que recordar que las empresas que han construido el Gran Telescopio Canarias (GTC) están ahora ganando concursos internacionales de tecnología”.

-Esa es la gran noticia…

“Y eso es desarrollo tecnológico que se convierte en desarrollo económico. Por eso cuando me dicen y ahora… ¿Cómo vamos a invertir en una nueva infraestructura científica? Yo respondo: hagamos las cuentas”.

-El GTC es la joya de la corona en la ciencia en Canarias. Ya ha pasado su primera fase, pero solicitan que, para crecer, necesitan nuevos instrumentos científicos. ¿Habrá financiación para ello?

“Lo primero que GTC tiene que garantizar es que las fases se acometan con éxito todas y cada una de ellas. La mejor garantía para aunar voluntades es que haya éxito en el primer hito marcado GTC. Creo que esto tiene que centrarse: en que funcione y que esté 100% operativo”.

-¿Ahora no lo está?

“No, y es normal, hay ajustes al principio. Pero antes de pensar en el futuro, hay que garantizar el presente. A partir de ahí, si tiene los retornos científicos, tecnológicos y económicos, en un futuro se potenciará el resto de las fases”.