100 DÍAS DE ALCALDE CAPITALINO >

“Estoy orgulloso de cómo actuamos ante el problema del oleaje en San Andrés”

José Manuel Bermúdez cumple sus cien primeros días como alcalde. / JAVIER GANIVET

AGUSTÍN M. GONZÁLEZ | SANTA CRUZ DE TENERIFE

“Esto de ser alcalde no tiene nada que ver con todo lo que yo haya podido hacer hasta ahora”, confiesa José Manuel Bermúdez en plena entrevista. Está a punto de cumplir los 100 días en la Alcaldía. Accede a hacer con DIARIO DE AVISOS el primer repaso a su gestión y le sorprendemos obsequiándole una tarta para la foto conmemorativa del simbólico centenario. Han pasado muchas cosas en estos tres meses, pero lo que más enorgullece al alcalde es cómo se ha actuado en el problema del oleaje en San Andrés.

-¿Se ve la ciudad diferente desde dentro del Ayuntamiento?

“Hay cosas de las que no te sueles dar cuenta, como vecino e, incluso, en otras responsabilidades. Ahora, como alcalde, cuando voy por la calle voy apuntando cosas que veo. Por ejemplo, al venir hoy hacia el Ayuntamiento vi una pilona mal puesta cerca de la Escuela de Comercio. Le saqué una foto con el móvil y se la mandé al concejal de Infraestructuras para que lo resuelva. Cuando estás en esta responsabilidad no es que veas la ciudad con otros ojos, es que te das cuenta de cosas que normalmente no adviertes. Ahora estoy mucho más pendiente, por ejemplo, de los jardines. El otro día fui a correr al parque de La Granja y vi que faltan papeleras”.

-¿Cómo consigue tener tiempo para mantener su Facebook y atenderlo personalmente?

“Sí, lo atiendo personalmente. Hay mucha gente que me manda mensajes privados o información. Creo que es una buena herramienta para mantenerte el contacto con la gente. Es una herramienta que te ayuda a tomar decisiones, aunque las decisiones hay que tomarlas en frío y con los informes técnicos en la mano, y hay que meditarlas bien antes de tomarlas. Las redes sociales ayudan, como lo que te comenta la gente en la calle. Yo no soy un alcalde que viva en el despacho. Intento estar en la calle, con los colectivos o recorriendo los barrios”.

-¿Cómo encontró el Ayuntamiento al acceder al cargo?

“Creo que me lo encontré mejorable, como todo en la vida. Se puede mejorar la gestión, y éste es nuestro objetivo. Ya estamos tomando medidas respecto a la deuda con un plan que, hay que reconocer, en parte se inició en el anterior mandato, a raíz de la crisis económica. Yo estoy convencido de que vamos a sacar adelante el Ayuntamiento en estos cuatro años. La deuda financiera no es muy alta, aproximadamente un 48%. La ley permite hasta el 110%. Estamos más o menos bien posicionados con la deuda financiera, pero sí tenemos una deuda extrapresupuestaria, con proveedores, con contratistas que han hecho obras que han costado más de lo que se presupuestó, que ronda los 70 o 72 millones de euros. Queremos llegar a acuerdos con los proveedores para ir poco a poco pagándoles. Y todo eso sin tocar los programas sociales y sin afectar a los servicios públicos municipales, que son fundamentales”.

-¿Qué tal funciona el pacto de gobierno CC-PSOE? ¿Hay un gobierno bicéfalo?

“Hemos firmado un acuerdo en el que desde el primer momento nos dijeron que habíamos puesto casi todo. Es un acuerdo bastante concienzudo. Esto nos ha generado muchísima tranquilidad a la hora de gestionar porque, prácticamente todo, incluso hasta con plazos, está en el acuerdo político que firmamos y la voluntad de los dos partidos es cumplirlo. No hay un Ayuntamiento bicéfalo porque en el propio acuerdo se dice que hay un único grupo de gobierno bajo la dirección del alcalde, como no puede ser de otra manera. Yo, hasta hoy, no tengo queja”.

-Cien días no son muchos días, pero, sin embargo, parece que han pasado muchas cosas en Santa Cruz. ¿De qué gestión se siente especialmente satisfecho?

“Nuestra primera crisis fue la causada por el oleaje en San Andrés y creo, francamente, que hemos hecho lo que yo siempre pensé que había que hacer cuando tuviéramos un problema de estas características: estar con los vecinos, en primer lugar. El lunes a las 8 de la mañana yo ya estaba con la gente en San Andrés; antes incluso de que llegaran los medios de comunicación. Estuve por la mañana, por la tarde y por la noche; y en dos ocasiones al día siguiente. Siempre hubo un concejal mañana, tarde y noche, a pie de escollera. Por otro lado, trabajamos en una solución. Todo el mundo habla de que el de San Andrés es un problema de toda la vida, pero no había sobre la mesa una hoja de ruta. Ahora la hay, y se está cumpliendo lo que habíamos dicho: Costas ha empezado las obras. La inversión es de medio millón de euros para reforzar toda la escollera, que no se tocaba desde hace veinte años. Y luego está el dique semisumergido que, después de una ronda de conversaciones técnicas y políticas, se estima que es la mejor solución. Lo primero es redactar un proyecto y probarlo en Madrid en un laboratorio, donde se demuestre que es una solución definitiva. Y, paralelamente, trabajar para conseguir la financiación entre todos. Éste es el camino que tiene que hacer el Ayuntamiento cuando existan problemas como éste. Estoy orgulloso de eso. Pero, también, lo estoy de algo que me decía esta misma mañana un abuelo de Santa Cruz: “¡Oye, muy bien lo de Las Teresitas!”. Estoy orgulloso de la puesta al día de un montón de servicios de la playa que estaban sin acometer desde hace mucho tiempo, como limpiar la arena y las duchas, baldear la zona, mejorar los accesos, etc. Son una serie de cosas que no costaron demasiado y que tuvieron una gran rentabilidad social en el verano”.

En este mandato tendremos que renunciar a las obras faraónicas”

-¿Tiene el Ayuntamiento recursos para atender la creciente demanda de servicios sociales?

“Hay una máxima en servicios sociales y servicios sanitarios, que los expertos mantienen, de que a más recursos más demanda. Ya hemos enviado una instrucción a los diferentes departamentos para la elaboración de los presupuestos del año que viene y el objetivo número uno es mantener las ayudas que tiene el Ayuntamiento en programas sociales (ayuda a domicilio, ayudas de primera necesidad, etc.) y que son de nuestra competencia. Donde nosotros no vamos a entrar es en asuntos que no sean estrictamente de competencia municipal. Todos los servicios sociales especializados les corresponde cubrirlos a otras instituciones. Nosotros estamos en los servicios sociales básicos y ahí es donde vamos a concentrarnos. Pero, desgraciadamente, creo que por muchos recursos que pusiéramos es muy difícil llegar a cubrir toda la demanda”.

-Su gran propuesta en la campaña electoral fue convertir Santa Cruz en ciudad turística y crear 5.000 puestos de trabajo. ¿Cuánto tiempo necesitará para ello?

“Ya estamos trabajando en esa línea. Le corresponde al concejal delegado de la Sociedad de Desarrollo, Julio Pérez, establecer una dinamización que está en nuestro acuerdo político, desde el punto de vista comercial, turístico y del pequeño y mediano empresario de Santa Cruz, que permita que en la capital haya movimiento. Ha sido una buena medida desde mi punto de vista el dar la posibilidad al que quiera, con establecimientos de más de 300 metros cuadrados en el casco histórico, de poder abrir los domingos y festivos. Yo creo que eso es bueno, y lo veremos. Estoy convencido de que esa medida va a ser un éxito con el tiempo, como lo fue, por ejemplo, abrir el Mercado los domingos. Ahora todo el mundo va los domingos por la mañana al Mercado. Lo que tiene que hacer el Ayuntamiento es facilitar que las familias salgan los sábados y los domingos a disfrutar de cosas en Santa Cruz, tanto en la zona centro como en la avenida de Los Majuelos, en La Gallega o en la avenida Príncipes de España: montar actividades donde existan zonas comerciales que animen a la gente a salir a la calle. Fruto de eso será que consuman, compren, coman en un restaurante, etc. Para ello estamos pidiendo colaboración a los empresarios. Si, encima, tuviéramos dos o tres cruceros en la ciudad, entonces sería inevitable que se tenga que abrir. Esos cruceristas gastan. Un comerciante de la calle del Pilar me dijo que con un día de una familia de cruceros hizo el mes: unos 6.000 euros. Para eso hay que estar abierto. La ciudad de Santa Cruz lo tiene todo para ser una ciudad turística. Tenemos que mejorar algunas cosas, como la entrada de los cruceristas a la ciudad; tenemos que hacer promoción con los turoperadores en la Isla, no en Fitur, en Londres o en Berlín; eso es dinero tirado. Tenemos que hacer promoción de Santa Cruz en Arona y en Adeje, para que los turistas que están en los hoteles vengan algún día a Santa Cruz, a comprar en el mejor centro de tiendas de la Isla, a nuestros museos, a pasear… Lo que tenemos que hacer es incentivar que eso ocurra. Cuando uno va a cualquier lugar de la costa catalana a pasar unos días, seguro que un día lo emplea para visitar Barcelona, como mínimo”.

-¿Habrá subida de impuestos?

“Tendremos que adaptar la política fiscal a la situación actual de crisis que hay en el Ayuntamiento en materia de ingresos. Algunos se revisarán al alza y otros a la baja. Por ejemplo, la tasa de ocupación de vía pública de bares y terrazas seguramente se revisará a la baja porque queremos fomentar que en la calle exista actividad económica”.

-¿A qué va a tener que renunciar de sus planes de gobierno?

“Tendremos que renunciar a las grandes obras, a las conocidas como obras faraónicas. Intentaremos fomentar todas aquellas inversiones que a su vez generen actividad económica”.

El alcalde posa en el despacho junto a la histórica mesa de García Sanabria. / JAVIER GANIVET

[apunte]

“Los barrios son una prioridad absoluta”

-¿Serán los barrios otra de las prioridades de su gobierno?

“De aquí a final de año el Servicio Canario de Empleo va a dar subvenciones para que el Ayuntamiento contrate a personas desempleadas y para la inserción laboral difícil. Vamos a utilizar esos recursos económicos para crear unas brigadas de mantenimiento que van a estar bajo la responsabilidad de cada concejal de distrito, de tal manera que podamos tener un equipo de albañiles, peones, jardineros, etc. Van a estar permanentemente resolviendo los pequeños problemas del día a día en los barrios. Son pequeñas cosas que cuestan poco arreglar pero que no están en los contratos del Ayuntamiento para limpieza, jardines y servicios. Así mejoramos los barrios y creamos empleo. Los barrios tienen prioridad absoluta, desde todos los puntos de vista. Porque actuar en el centro desde el punto de vista comercial es generar puestos de trabajo en los barrios. De ahí proviene mucha de la gente que trabaja en el centro. También en cuanto a la inversión los barrios tendrán prioridad. De hecho, todas las semanas visito un barrio del municipio, que tiene un total de 84. Hago una visita semanal en profundidad, con los responsables de los servicios y empresas. Para que todos los barrios se sientan parte de la ciudad, es bueno que el alcalde esté en los barrios. No se podrán resolver todos los problemas todos los días, pero hay que estar cerca de ellos. Por ejemplo, el otro día visité la Finca de la Multa y me decían que el último alcalde que vieron allí fue Hermoso. Yo creo que es obligación de alcalde y concejales conocer sobre el terreno los problemas de los vecinos. Es importante estar y conocer. Ésta es una instrucción que vamos a mantener durante todo el mandato”.

[/apunte]