X

Ál nuevo curso, échale teatro

   

El teatro es una buena herramienta de aprendizaje vital. / DA

MARÍA RODRÍGUEZ * | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El teatro permite al ser humano manifestar su capacidad imaginativa y creadora, a dominar la expresión para favorecer la comunicación con los demás. Pero éstos son sólo unos pocos beneficios de este arte tan antiguo y que la mayoría piensa que está reservado únicamente para aquellos que han sido tocados con la varita mágica del talento y han decidido pasar el resto de su vida sobre las tablas.

La Academia Timaginas Teatro ha dado una nueva interpretación en su escuela a las artes escénicas, utilizándolas como una potente herramienta para curar el alma, despertar la mente y ofrecer a sus alumnos recursos para la vida.

A esta escuela se acercan cada día niños con problemas de aprendizaje, retrasos escolares, dificultades para relacionarse y comunicarse con los demás, expresar sus sentimientos…, así como adultos con problemas de estrés, miedo escénico… lo que les impide el desempeño idóneo de su actividad laboral, y causa depresión, etcétera.

Aplicación de técnicas

Los creadores de Timaginas Teatro afirman que la aplicación de las técnicas teatrales para superar estos problemas ofrece unos resultados magníficos, puesto que, a través de juegos y de actividades en grupo o individuales, tanto los niños como los adultos aprenden a desarrollar y mejorar la expresión verbal y corporal, a estimular su capacidad de memoria, y su agilidad mental.

El teatro, además, fomenta la autoestima, el respeto, la convivencia en grupo, el conocimiento y control de las emociones, la disciplina y constancia en el trabajo, y la relación con los otros. Las artes escénicas pueden, del mismo modo, reforzar las tareas académicas como la lectura y la literatura; actualizar al niño en materias como lenguaje, arte, historia y ayudar en la socialización, principalmente a los que tienen más dificultad para comunicarse. Igualmente el teatro es un transmisor de ideas y valores que conduce a los niños hacia la reflexión; permite que usen todos sus sentidos; motiva el ejercicio del pensamiento; estimula la creatividad y la imaginación y hace que se sientan más seguros aumentando su autoestima y fomentando su fantasía.

Esta actividad ayuda a desarrollar a todos los que se acercan a ella, por medio de un abordaje lúdico, sus capacidades sensoriales, perceptivas, motrices, afectivas, sociales y cognitivas. En la edad adulta el teatro proporciona casi idénticos beneficios favoreciendo el refuerzo de la autoestima, la pérdida del miedo escénico, el descubrimiento de nuevas facetas de la personalidad, la capacidad para hablar en público y relacionarse, la evasión de los problemas y conflictos cotidianos y la obtención de una serie de recursos y herramientas para mejorar la calidad de vida. En los ancianos, no sólo introduce un factor de ilusión y sentido vital, sino que es un potente preventivo de enfermedades como el alzhéimer y la demencia senil.

Talleres

En las aulas de Timaginas Teatro se imparten talleres de teatro con juegos de percepción, motrices y de expresión, de representación, expresión corporal, mímica y juegos de improvisación; talleres de voz, en los que se trabaja la conciencia corporal, la respiración y el habla, el texto, el ritmo, la memorización, los recursos para aprender a hablar en público, el lenguaje corporal y la higiene vocal; talleres de caracterización en los que se enseña el arte del maquillaje aplicado al teatro, la creación de máscaras y vestuario; talleres de escenografía, en los que se construyen los decorados que darán vida a los montajes teatrales.

En conclusión, los creadores de esta escuela interpretan el teatro como uno de los instrumentos de comunicación más potentes y terapéuticos, que por sus incontables beneficios, no deben ser reservados para unos pocos sino que es necesario dar a conocer al público en general, introducirlos en los colegios, como parte de la tarea educativa, y acercarlo a niños, jóvenes, mayores y adultos porque repercutirá de una forma sorprendente en su calidad de vida.

* María Rodríguez, directora de Timaginas Teatro