X

Amenazas de muerte obligan a reforzar la seguridad sobre Rivero

   

Rivero atiende a la prensa durante la reciente festividad del Pino: las amenazas no cambian su agenda. / EFE

TINERFE FUMERO | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Se lo han tomado en serio, tanto en la Comisaría provincial como en la propia Presidencia del Gobierno. La aparición de una serie de amenazas de muerte durante las últimas semanas contra el presidente del Gobierno, Paulino Rivero, ha motivado un refuerzo en la seguridad que habitualmente se designa para este político tinerfeño por razón de su cargo y trayectoria, según confirmaron a DIARIO DE AVISOS fuentes cercanas al Cuerpo Nacional de Policía.

Precisamente, son los especialistas de la Policía Nacional los que han aconsejado y dispuesto la adopción de estas medidas preventivas, dado que dichas amenazas coinciden en el tiempo con una campaña muy agresiva y personalizada contra la figura de Rivero, al punto que se llega a exigir hasta el destierro de Canarias de este personaje público.

Por lo que respecta a las amenazas, las fuentes consultadas solo desvelaron que han surgido en forma de pintadas callejeras, y que se salen de lo habitual dada su tremenda agresividad y por el considerable número y dispersión geográfica de sus emplazamientos.

El nexo en común de estas pintadas -y el temor de que estén relacionadas con la referida campaña contra Rivero- es que en las mismas siempre se tilda a este líder del nacionalismo canario como supuesto españolista y traidor al independentismo canario. Como bien saben los isleños, esta opción política es muy residual en el Archipiélago canario, al punto que lleva décadas fracasando estrepitosamente a la hora de recabar respaldo popular en cada cita con las urnas, a pesar del apoyo que se hace de sus consignas desde algunos medios de comunicación.

En cuanto al contenido de las pintadas, se trata de amenazas de carácter muy personal y de infame intención, tales como: “Paulino: eres el primer objetivo terrorista” o “serás el primer muerto en cuanto retomemos la lucha armada”, así como otras descalificaciones de similar calaña.

Sobre la ubicación de las pintadas en cuestión, que han surgido durante lo que va de verano, este periódico ha confirmado su aparición en, al menos, los términos municipales de Icod de los Vinos, El Tanque y Los Realejos, además de en el Parque Nacional del Teide.

Lo habitual

Aunque por motivos obvios es preferible no desvelar las medidas adoptadas para reforzar la seguridad de Rivero, es de dominio público que este político cuenta siempre y por razón de su cargo, con la protección del Cuerpo Nacional de Policía tanto en Gran Canaria como en Tenerife. A ello hay que añadir la seguridad designada a los actos oficiales en los que participa.

Sea como fuere, este tipo de situaciones tampoco son ajenas para Rivero, habida cuenta de que en el transcurso de su carrera política, durante la cual ha ocupado cargos como alcalde de El Sauzal, consejero insular o diputado nacional, la Guardia Civil ya estimó conveniente en otras ocasiones reforzar las medidas de seguridad en torno a su vivienda particular en el Norte de Tenerife.

[apunte]

Un mal trago por el que han pasado políticos de todos los partidos

José Manuel Bermúdez – Alcalde de Santa Cruz de Tenerife

Se arrestó a un acosador que lo tomó por el Anticristo

Sin duda el antecedente más reciente y conocido dado que incluso se arrestó a finales de febrero de este año a un varón, identificado con las iniciales A.A.M.C., que consideraba al entonces vicepresidente del Cabildo Insular como la reencarnación del mal. Este servicio del Cuerpo Nacional de Policía, que recibió el nombre de operación Plaza, se originó cuando Bermúdez se cansó de recibir cartas en las que se le amenazaba, tanto a él como a su familia, con toda clase de males, imponiéndole como condición la renuncia a su carrera política e identificándole como la reencarnación del mal en la figura del Anticristo.

Ángel Llanos – Dirigente del Partido Popular en Santa Cruz de Tenerife

Uno usó el móvil de un agente, el otro era un ciberacosador

Aunque Ángel Llanos ya había destacado en el equipo de gobierno en el Cabildo de Tenerife, fue durante su paso por el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, donde ejerció como primer teniente de alcalde, donde sufrió al menos dos episodios amenazadores. En el primero de los casos, el posteriormente detenido efectuó llamadas amenazadoras contra Llanos desde un teléfono que era propiedad de un funcionario del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de La Laguna sin su conocimiento. En el segundo, acaecido en abril de este año, fue un ciberacosador al que se arrestó en el interior de su domicilio en Las Delicias.

Santiago Pérez – Secretario general de Socialistas X Tenerife

Relacionó las pintadas contra él con una campaña de prensa

Aunque más lejano en el tiempo (agosto de 2009) el caso de Pérez guarda alguna similitud con el de Rivero. El entonces portavoz del grupo Socialista en el Parlamento de Canarias, Santiago Pérez, relacionó en una rueda de prensa los mensajes de odio de algunos medios de comunicación con las pintadas contra su persona que habían aparecido en los alrededores de su domicilio. Pérez también apuntó entonces que que cuando algunos medios de comunicación emiten mensajes cargados de odio contra los inmigrantes, contra los canarios de otra isla y contra los socialistas “siempre hay alguien dispuesto a ejecutar ese mensaje”.

[/apunte]