X
MOCIÓN DE CENSURA EN EL HIERRO >

Armas expulsa a Allende

   

Belén Allende felicita a Alpidio Armas al finalizar el pleno de la moción de censura.| EFE

D. NEGRÍN MORENO (enviado especial) | Valverde

Alpidio Armas es desde ayer el presidente del Cabildo de El Hierro, al prosperar la moción de censura presentada contra Belén Allende. El resulta do de la votación fue de siete consejeros a favor (cinco del PSOE y dos del PP) frente a los seis de AHI-CC.

El informe jurídico de la corporación insular no puso impedimentos para que se desarrollara el pleno conforme a lo establecido por la La Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg), al considerar que los sancionados por los órganos federales del PSOE “están en su derecho a recurrir”. La dirección regional del partido aclaró que las expulsiones de los consejeros que hasta el viernes integraban el grupo socialista “tienen efecto inmediato”.

La sesión la abrió el secretario general del Cabildo. Posteriormente se constituyó la mesa de edad, que dio cuenta del texto objeto de debate. En él, los firmantes de la iniciativa subrayan que Allende “ha demostrado una incapacidad manifiesta para llegar a acuerdos estables con los otros dos grupos, lo que compromete gravemente la correcta defensa de los intereses de los habitantes de la Isla”.

Tras el preámbulo, el primero en tomar la palabra fue el cabeza de lista del PSOE en las elecciones del 22 de mayo. “Asistimos a un acto que debe enmarcarse en la más absoluta normalidad democrática”, resaltó Armas. “No es deseable que todas y cada una de las acciones e iniciativas deban ser sometidas a discusión y consenso. Existen numerosos ejemplos en los que aplicando esta norma se ha llegado a estrepitosos fracasos”. Pero, “cuando se está en minoría y los acuerdos no son posibles”, arguyó, “se entra en una peligrosa dinámica que imposibilita la gobernación de cualquier institución”. En los últimos tiempos, añadió Alpidio Armas, “los desencuentros han sido tantos y de tanta importancia para la vida de los herreños que hemos presentado esta moción de censura para afrontar con estabilidad esta delicada situación económica”.

Quince minutos después, Belén Allende sentenció que “el fin nunca justifica los medios” y denunció que “se ha faltado a la palabra dada al anteponer el interés personal sobre la disciplina de partido y a la voluntad de los socialistas herreños”.

Allende recordó que, en estos tres meses, “no se ha quedado ni un solo asunto sobre la mesa, como así pueden comprobar los ciudadanos no viciados”, y planteó si los herreños quieren realmente poner al frente de su gestión a una persona que “se ha permitido el lujo de jugar al ratón y el gato”.

En nombre del PP, María del Carmen Morales criticó la “dependencia de lo público en detrimento de lo privado” y reprochó a CC su “doble vara de medir”.

Rafael Zamora, del PSOE, recalcó que la militancia socialista es “una piña”.

El turno lo cerró Aránzazu Gutiérrez, de AHI-CC, que enumeró “los logros de estos 85 días”. Expuso, además, que “la demagogia hipoteca el futuro de la Isla”.

Cola ante el Cabildo de El Hierro para asistir a la sesión de ayer. | DA

A las 13.20 horas -la sesión comenzó al mediodía- se votó mediante un llamamiento nominal por orden alfabético.
La proclamación de Alpidio Armas fue acogida con una calurosa ovación y entusiastas muestras de cariño. En el salón, donde se habilitaron 106 sillas, era manifiestamente mayoritario el respaldo a la hasta ahora oposición.

Si dentro no cabía un alfiler, fuera no era menor la curiosidad. Desde las nueve había gente guardando cola. “Hoy es fiesta aquí”, comentó uno de los espectadores que acudieron al reclamo del taquillazo de una película con “nuevos talentos” sobre un “cautivador” escenario.