X
Educación >

Auxiliares de conversación de inglés presentarán una denuncia

   

ÁNGELES RIOBO | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Varios auxiliares de conversación adscritos al sindicato independiente de profesores ANPE-Canarias presentarán un contencioso administrativo ante la Consejería de Educación por considerar que su situación laboral es irregular. Según manifestó a DIARIO DE AVISOS el portavoz de la asociación sindical, Pedro Crespo, “el problema es que muchos de estos trabajadores llevan 8 o 10 años prestando sus servicios sin disponer de un contrato laboral y siendo obligados por la Consejería a hacerse autónomos”.

Tal y como avanzó ayer este periódico, la propia Inspección de Trabajo de la Seguridad Social de Santa Cruz de Tenerife interpuso, el pasado mes de julio, un recurso a la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias por considerar que el contrato de los auxiliares de conversación de Inglés, que ejercen en centros escolares públicos, como autónomos no era el adecuado. La Seguridad Social refleja en su resolución que la cuenta ajena es la fórmula apropiada para la contratación de estos profesionales.

Esta resolución, que ya ha sido recurrida por la Consejería, obliga a la institución regional a abonar más de 470.000 euros en concepto de multa y liquidación de cuotas de unos 133 auxiliares, a los que, además se les serán devueltas las cutas abonadas cuando pertenecían al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos para el desarrollo de sus funciones, a instancias de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias.

“Hay profesores que llevan 8 y 10 años en estas circunstancias. Los paran el 30 de junio y luego los vuelven a contratar. Está claro que cuando la situación se alarga en el tiempo han de ser contratados como personal laboral”, expone Pedro Crespo, quien añade: “Cuando ocurre que son siempre los mismos trabajadores es evidente que hay una necesidad de sus servicios, expone el representante sindical.

Si bien la actual viceconsejera regional de Educación, Manuela Armas, puntualizó que la denuncia provenía de la Seguridad Social y no de los auxiliares, Pedro Crespo ofrece un nuevo punto de vista.

Precariedad

El representante de ANPE informa que los auxiliares de conversación de inglés afiliados a su sindicato le han manifestado tanto su descontento con la situación de precariedad de su puesto de trabajo, así como el deseo de regularizar su situación. “Ni siquiera pueden ponerse malos”, precisa. “Lo lógico es que se regularice su situación pasando a ser personal laboral de la Consejería de Educación”, manifiesta el representante, para subrayar que estas irregularidades del Gobierno de Canarias son “impresentables”. Por último, manifiesta que “las cosas tienen que estar bien hechas”.