X
ECONOMÍA >

Berriel se impone “disciplinar” a planificadores y constructores para evitar desajustes en la ejecución de obras

   

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

El consejero de Obras Públicas, Transporte y Política Territorial del Gobierno de Canarias, Domingo Berriel, ha anunciado este lunes la aprobación de un Reglamento por parte de su Departamento que buscará “disciplinar” a planificadores, proyectistas y constructores para evitar que durante la ejecución de las infraestructuras exista una “continua revisión, que se da con demasiada frecuencia”.

Berriel ha admitido en la comisión de Obras Públicas y Transportes del Parlamento de Canarias que en ocasiones “se improvisa mucho”, ya que muchas administraciones aprovechan una obra para añadir actuaciones. A pesar de esto, dijo que “hay también un problema de profesionalización”. Señaló que los proyectos se deben estudiar bien “para que no sea necesario que haya desajustes, que se dan”.

El responsable de Obras Públicas planteó que se aprobará un Reglamento para apostar por la “disciplina” en la ejecución de los proyectos. “Hay limitaciones en la legislación estatal”, aclaró pero recalcó que hay que disciplinar a planificadores, proyectistas y constructores. “En una obra siempre hay incidencias, pero en casos no hay justificación”, zanjó.

Además ha destacado que entre sus objetivos se encuentra la potenciación de un “eje transinsular” que permitirá “dotar al archipiélago de un sistema integrado de transporte para superar las barreras naturales” por lo que apostó por obtener fondos de la UE, el Estado y la Comunidad.

Berriel ha explicado que la actual situación obliga al “ahorro, eficiencia y sostenibilidad, sin renunciar a la capacidad de servicio”. Por ello defendió que se requiere una red de transporte “multimodal e integrada” entre las islas y que minimice los costes de la doble insularidad.

Insistió en la cofinanciación entre las tres administraciones y recordó que el convenio fue suscrito en su día con los cabildos a los que se dotó con 8 millones de euros anuales. “Después tuvo una reducción”, dijo para apuntar que se revisarán las condiciones económicas, ya que la Comunidad no puede hacer frente a su parte.

El eje transinsular es una red de infraestructuras de carreteras, puertos, intercambiadores y aeropuertos, que permitan la accesibilidad dentro de cada isla y entre ellas. El consejero avanzó que se promoverá una Ley canaria de Transporte guiado. Recordó los actuales convenios para los ferrocarriles con Gran Canaria y Tenerife.

Berriel también planteó que seguirá trabajando para lograr las subvenciones al transporte de mercancías alcance el 70 por ciento. Compensar los sobrecostes en las islas no capitalinas es el objetivo según planteó y añadió que también se procurará “facilitar las inversiones en puertos”. Aquí agradeció que los partidos nacionales se muestren partidarios de mantener los actuales convenios.

Con respecto a la UE, Berriel insistió en reclamar una política de gran vecindad y la quinta libertad. Berriel apostó de este modo por la movilidad de personas y mercancías “sin efectos nocivos al territorio”. Por ello planteó una red interinsular “eficiente económicamente” y apuntó la existencia de un billete único y una tarjeta de viaje intercambiable. A esto añadió la interconexión con el continente.

De este modo, Berriel expuso que Canarias debe lograr la participación en los entes que pasen a gestionar los aeropuertos y recordó que este planteamiento está recogido en el Estatuto de Autonomía. El consejero también anunció un nuevo impulso de Canarias como plataforma logística en el Atlántico.