X
UN FINAL FELIZ >

Bilbao y sus compañeros tienen previsto llegar mañana a Madrid

   

Imagen de archivo del petrolero, que permaneció durante los once días en aguas nigerianas. | DA

DIARIO DE AVISOS / AGENCIAS | Santa Cruz de Tenerife

Los cinco españoles del petrolero Mattheos I y otros tripulantes del barco, secuestrado el pasado 14 de septiembre en aguas del Golfo de Guinea, llegarán en avión a Madrid mañana martes, siempre que no surjan contratiempos. Para ayer estaba previsto que arribaran a un puerto de Ghana del que no han facilitado información “por motivos de seguridad”, tal y como aseguró ayer a distintos medios de comunicación la portavoz de la empresa propietaria del petrolero químico, Consultores de Navegación, Sheena Campbell.

Una vez desembarcados, estaba previsto que los miembros de la tripulación -entre los cuales figura el vecino de Tenerife Manuel Bilbao- serán sometidos a un reconocimiento médico para comprobar que no hayan sufrido daños físicos o psicológicos por el secuestro, explicó Campbell, quien ya dijo en anteriores declaraciones que solo había un marinero herido, no de gravedad.

Concretamente, el lastimado es un filipino que recibió un golpe en una clavícula durante el abordaje, y aunque su herida no parece seria, es probable que sufra alguna fisura en la zona referida.

Tras permanecer 24 horas en ese puerto seguro para someterse a los chequeos médicos y, posteriormente, todos los marinos, con la excepción de los de nacionalidad filipina, viajarán en avión hasta Madrid, según la portavoz.

Campbell explicó igualmente que, si no hay contratiempos, los tripulantes del petrolero estarán en Madrid mañana martes.

Los marineros españoles pasarán un tiempo en España antes de su reincorporación al trabajo en el buque, que opera para distintas compañías, por lo que cubre diferentes rutas en función de los intereses de sus clientes, agregó.

El Mattheos I fue asaltado el pasado 14 de septiembre y liberado en la mañana del pasado sábado, cuando se encontraba a unas 200 millas al sureste de Lomé, capital de Togo, casi enfrente de las costas nigerianas.

La portavoz de la empresa operadora del Mattheos I explicó que, tal como esperaban, los asaltantes robaron unas 7.500 toneladas del crudo que transportaba el buque, de bandera chipiotra y propiedad de armadores españoles, realizaba operaciones de descarga hacia otro buque cuando fue asaltado. De hecho, señaló que era precisamente hacerse con la mercancía el objetivo de los piratas, que han dejado la nave “sin más”, tras 11 días de secuestro.

El barco, en el que se hicieron fuertes once piratas, fondeó después en aguas nigerianas. En ningún momento los piratas permitieron que los tripulantes se pusieran en contacto con sus familiares. Según comentaron después de ser puestos en libertad el sábado, durante los primeros días del secuestro pasaron miedo ya que los piratas siempre iban armados y les engañaban constantemente.

Tras su liberación, anunciada por el capitán peruano Luis Alberto Chamochumbi, los tripulantes volvieron al trabajo para garantizar la navegabilidad del petrolero.