X

Cae el consumo de vino de calidad diferenciada

   

DIARIO DE AVISOS / MVD – MADRID

La tendencia en los hogares españoles es beber menos vino con calidad diferenciada. El canal de alimentación en este apartado ha descendido el 4,6%, tanto en volumen como en valor, mientras el precio se ancla en los 2,26 euros por litro, durante los seis primeros meses del año.

Los datos oficiales en el ecuador de 2011 son demoledores. El consumo de vino en el canal de alimentación en los hogares españoles ha caído más de cuatro puntos, tanto en volumen como en valor, aunque la cotización media no sufre variaciones reveladoras y queda estable en los 2,26 euros por litro.

Las ventas han supuesto 447 millones de euros, por un volumen de 198 millones de litros, según el panel de consumo alimentario del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM).

Así los mayores descensos se ceban en los vinos con denominación de origen y también en los tranquilos sin denominación, aunque en menor grado. Si a finales de 2010 el consumo de vinos con calidad diferenciada aumento de modo significativo, ya los primeros meses del presente arrojaron una fuerte caída. Ahora en la primera mitad de 2011, este descenso se ha ido moderando: un -6,4% en valor y un -5,2% en volumen, con una rebaja del precio medio del -1,3%. Los vinos tranquilos sin DOP también sufren una reducción en su con-sumo doméstico, aunque algo menor, cayendo un -5,5% en valor y un -4,5% en volumen.

Sin embargo, la cara dulce son los espumosos y cavas, que muestran una evolución positiva, aunque en volumen solo ascienden un 1,1% y el incremento en valor es del 6%. Su precio medio asciende a un 4,9%, hasta los 4,84 euros por litro.

En términos interanuales la situación general interior no da razones para el optimismo. Entre julio de 2010 y junio de 2011, el consumo en hogares ha caído un 6,5% en valor (1.038,8 millones de euros) y un 4% en volumen (425,2 millones de litros), con caídas generalizadas.

Los datos oficiales desvelan el incesante aumento de la categoría Otras bebidas con vino, como sangrías y tintos de verano: en el primer semestre de 2011, su desarrollo es del 23,2% en valor y del 28,5% en volumen.

Panorama mundial

En 2010 la producción global de vino retrocedió a niveles de 1998, según el último balance de la situación del sector vitivinícola mundial realizado por la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).

Sólo cuatro países incrementaron su producción en el quinquenio 2005-2010. Aún así, el consumo mundial creció un 0,4%, hasta los 238 millones de hectolitros, impulsado por países como Estados Unidos, Alemania o China.

Mientras España, Francia e Italia siguen atesorando los viñedos más extensos, pero afectados con procesos de reestructuración del sector productivo, la superficie de viñedo en China, Estados Unidos y Argentina crece. De entre los 12 mayores productores, tan solo Argentina, Chile, Sudáfrica y China aumentaron su producción entre 2005 y 2010.

China sobresale en el impulso del viñedo y la elaboración de vino entre el espectro de países del Lejano Oriente.

La exportación de vinos chilenos con denominación de origen ha alcanzado entre enero y mayo de este año un valor de 503,9 millones de dólares, un 19% más que en el mismo período de 2010, en base a una respuesta al tipo de vino con las uvas que demanda el mercado, según han informado fuentes oficiales de este país iberoamericano. El último balance elaborado por la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) revela estos datos en un retrato preciso de las principales tendencias que afectan al sector del vino en el ámbito internacional, “durante mucho tiempo bajo el dominio de los países europeos pero cada vez más enfrentado a los desafíos procedentes de las industrias vinícolas en expansión de América, Australia y Asia”, se afirma en el estudio.