X
MEDIO AMBIENTE >

Canarias crea la primera enciclopedia virtual de genética de la biodiversidad

   

Presentación del el programa bioinformático 'Demiurge'. | EFE

EFE | Las Palmas de Gran Canaria

Científicos e informáticos han creado en Canarias la primera enciclopedia virtual de la genética de la biodiversidad mundial, un banco de datos que pretende servir a investigadores y administraciones de ayuda para el diseño de estrategias de conservación de especies amenazadas.

Este nuevo sistema de información, financiado en un 85 por ciento con fondos europeos y en cuyo desarrollo han participado investigadores del Jardín Botánico Viera y Clavijo de Gran Canaria y el Instituto Tecnológico Canarias, comenzó a operar hace una semana y ya contiene 109 referencias de especies de flora de Canarias, el diez por ciento de ellas en peligro de extinción.

Así lo ha explicado hoy en su presentación en rueda de prensa el investigador del Jardín Botánico “Viera y Clavijo” Juli Caujapé, quien ha advertido de que este instrumento “no es una Wikipedia”, sino un sistema de información denominado “Demiurge”, vocablo inglés derivado de una palabra griega que significa “trabajador público”.

Caujapé ha explicado que un Demiurge “es un medio Dios, medio hombre que ordena el caos del mundo real para hacerlo comprensible y racional a los hombres” y ha añadido que ése es el objetivo de esta enciclopedia, que se ha diseñado con un software llamado Transformer-4, en relación a la diversidad genética.

El científico ha detallado que para consultar o aportar información a Demiurge, se ha de acceder, previo registro, a la página web “www.demiruge-proyect.org” y ha subrayado que el conocimiento de esta base de datos será validado por expertos en la materia.

Juli Caupajé ha destacado que “toda la información necesaria para generar cualquier elemento de la biodiversidad reside en la molécula de ADN” y ha considerado que, si se crean herramientas capaces de gestionar esa información de manera adecuada se estará accediendo a conocimiento relevante para muchos temas, entre ellos, para gestionar correctamente la riqueza genética de cada territorio”.

Tanto la consejera de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria, María del Mar Arévalo, como el director del Jardín Botánico “Viera y Clavijo”, David Bramwell, han resaltaron las potenciales bondades que ofrece para la preservación de especies vegetales y animales amenazadas este novedoso banco de datos, que ha sido propuesto como estándar biológico para datos de biodiversidad genética, según ha informado Caupajé.

Y es que, según ha subrayado el científico del botánico, el software de este sistema de información permite analizar “en apenas unos segundos cuerpos de datos que anteriormente requerían meses de trabajo por parte de una persona especializada”.

Bramwell ha recordado que una de las mayores amenazas de las especies es “su pérdida de diversidad genética”, lo que genera una menor capacidad de adaptación a los cambios y la consecuente extinción.

Por ello, ha considerado que la utilización de los datos de esta enciclopedia se podrá hacer un mejor seguimiento de las poblaciones “antes de que el semáforo se ponga amarillo o rojo”, lo que permitiría “actuar en el momento adecuado” y evitar así que estén bajo amenaza.

El director del botánico “Viera y Clavijo” ha explicado que la reducción de la superficie ocupada por las poblaciones y del número de individuos son los factores que más amenazan a las especies en Canarias.