X
seguridad vial >

Canarias mantiene su descenso en fallecimientos por el tráfico

   

T. F. / AGENCIAS
SANTA CRUZ DE TENERIFE / MADRID

Nunca noticias tan malas resultaron tan esperanzadoras. A pesar de la tragedia que supone constatar que seis personas perdieron la vida en las carreteras canarias en lo que va de verano (meses de julio y agosto), la cifra implica que se consolida la tendencia a la baja en el número de fallecimientos por esta causa en las Islas.
En concreto, la cifra supone uno menos de los acaecidos en 2010, pero quedan ya lejos de los terribles balances de primeros de siglo, ya que en 2001 las vías de las Islas se cobraron hasta 17 vidas en esos dos meses, mientras que en el espantoso 2003 se elevó hasta los 24.

Estos datos de la siniestralidad vial fueron detallados ayer en Madrid por el minsitro del Interior, Antonio Camacho, quien destacó que las cifras, a nivel nacional, suponen las más bajas en los últimos cincuenta años en todo el territorio nacional, a pesar de que suponen un aumento en ocho de las comunidades autónomas.
Por lo que respecta a las Islas, apuntar que de los datos facilitados por la Dirección General de Tráfico se deduce el referido descenso, ya que a los 6 fallecidos de este año y a los 7 del anterior le anteceden los 10 de 2009 y -la cifra menos mala de todas- los 5 de 2008.

Desde la perspectiva provincial, apuntar que Canarias presenta niveles casi idénticas, ya que en Las Palmas se repiten los cuatro muertos registrados en 2010, mientras que Santa Cruz de Tenerife pasa de los tres del año pasado a tan solo dos.

Sea como fuere, se trata de 321 personas que perdieron la vida en el conjunto de las carreteras españolas en apenas dos meses. En el estivo de 1962 hubo 340 víctimas, aunque establecer una comparación es difícil, ya que el contexto era muy distintos, tal y como recoge Europa Press. Entonces el estado de las carreteras era peor y había 1,5 millones de vehículos y 3,5 de conductores; ahora hay 32 millones de coches y 26 millones de conductores. Desde ese verano hasta el que acaba de terminar, ésta ha sido la primera vez que ha habido menos de 350 fallecidos.

Lejos quedan las 1.378 víctimas mortales del horroroso 1989 y los 400 sólo en julio de 1991.