Fernando Clavijo Batlle

Clavijo: “El tranvía ha sido un motor económico para el municipio”

AGUSTÍN M. GONZÁLEZ | LA LAGUNA

Fernando Clavijo. / DA

Su cara refleja el cansancio acumulado. Pero, al hablar de La Laguna, se le enciende la mirada con la ilusión de un enamorado, un enamorado de su ciudad y de su trabajo al servicio de ella. Fernando Clavijo vive estos días con emoción las Fiestas del Cristo y, coincidiendo con el día grande, repasa para DIARIO DE AVISOS sus cercanos cien primeros días de mandato y las expectativas inmediatas del Gobierno local.

-¿Cómo ha afectado la crisis a las Fiestas del Cristo? ¿Han tenido que hacer recortes?

“La crisis nos ha afectado con un recorte del 20% de los recursos destinados a las Fiestas. Tradicionalmente se castiga presupuestariamente las fiestas y la cultura. Pero quizá en La Laguna estamos tratando de hacerlo de otra manera. Si bien estás sujeto a recortes porque no tienes más remedio, la realidad es que en el concierto de la Sinfónica hubo 10.000 personas, que al terminar se fueron a cenar o a tomar algo en la ciudad, como en el Festival Sabandeño, la Noche de Parrandas o los mismos actos religiosos, como la procesión o el Descendimiento. Al final, estamos dando cultura y dinamización a la gente, y eso beneficia al pequeño y mediano comercio”.

-¿Pueden ser entonces las fiestas una buena medida anticrisis?

“La fiesta también es cultura y detrás viven muchas personas de ella. La fórmula que hemos llevado en La Laguna hoy en día está teniendo resultado: cantan los datos del número de apertura de negocios y de afluencia de gente al municipio. En el primer semestre de este año ya se han abierto casi cien negocios y en 2010 fueron 298. Y eso es porque la gente viene, pasea, se siente agradable, disfruta de un espectáculo, va a un restaurante o a una tasca, hay un pequeño y mediano comercio potente que está haciendo un esfuerzo para abrir los sábados por la tarde… Fuimos pioneros de los centros comerciales abiertos. Creo que La Laguna está de moda, desde el punto de vista patrimonial y cultural, con su Teatro Leal, la Noche en Blanco, la campaña de Navidad, las Fiestas del Cristo, la romería de San Benito, las fiestas de Tejina…

-Las Fiestas del Cristo no son unas fiestas más del municipio, ni siquiera de Tenerife. ¿Es así?

“El Cristo de La Laguna no es un Cristo más, ni siquiera en Canarias. Nos sentimos estos días el centro del Archipiélago. La imagen del Cristo de La Laguna, al igual que la Virgen de Candelaria, levanta una devoción regional. Son muchísimas las guaguas que vienen a La Laguna desde otras Islas. Vienen en el ferry por la mañana, visitan el Cristo, hacen sus promesas y después comen y retornan por la tarde a sus Islas de origen”.

El incumplimiento del Estado con Las Chumberas sería un absoluto drama para nuestro municipio”

-¿Cuál es en estos momentos su mayor quebradero de cabeza?

“Hay gente que lo está pasando mal en La Laguna. Y si bien la demanda en los Servicios Sociales se ha estabilizado, afortunadamente, y no va a más, y eso es un motivo de tranquilidad, creo que todavía hay muchos nubarrones en el horizonte. Eso me preocupa mucho, como el tema de Las Chumberas, el plan director del aeropuerto, la posible revisión a la baja de las transferencias del Estado, la reforma de la Constitución hecha absolutamente por la puerta de atrás, y donde los grandes castigados vamos a ser los ayuntamientos, que vamos a tener una capacidad cero de déficit presupuestario, con lo que los alcaldes vamos a tener que poner el cartel de cerrado”.

-La situación económica del Ayuntamiento de La Laguna no es al parecer especialmente grave. Pero ¿de qué forma el nuevo presupuesto de la corporación se verá afectado por la crisis?

“Nuestra principal preocupación es que si el Estado revisa a la baja las aportaciones a los ayuntamientos una partida importante de ingresos se nos reduce, y tenemos una serie de gastos adaptados a esos ingresos. Pero como todas las empresas, tenemos unos costes fijos. Afortunadamente, nuestro capítulo de personal es solo del 30% del total del presupuesto. En este aspecto, somos una administración bastante comedida. Pero estamos en una situación de absoluta incertidumbre, y más aún con unas elecciones generales por medio. Mucho me temo que la aprobación del nuevo presupuesto la tengamos que retrasar hasta que tengamos las previsiones del Estado. Nosotros hemos congelado los impuestos en los últimos cuatro años; ni hemos actualizado el IPC. Pero ahora no podemos anticipar aún nada”.

-¿El plan de peatonalización del casco ha impulsado la reactivación económica de La Laguna?

“Ha ayudado, pero el 80% de las nuevas empresas se ha abierto fuera del casco, en los pueblos y barrios del municipio. Está claro que tenemos un casco que es la joya de la corona porque es Patrimonio de la Humanidad y que ha servido de revulsivo económico importante, pero de lo que más orgullosos tenemos que sentirnos es de que ese notable crecimiento económico se ha extendido por todos los pueblos y barrios del municipio, que es algo por lo que hemos apostado nosotros”.

-¿Y cuánta culpa de este desarrollo económico de La laguna puede tener también la línea del tranvía?

“El tranvía ha sido otro motor económico para La Laguna, sin lugar a dudas. Ha servido para que la gente de Santa Cruz venga a pasear y disfrutar de Aguere. Pero el tranvía está haciendo además, un gran servicio en cuanto a la movilidad, al acercamiento de los enfermos al hospital y, sobre todo, con gran incidencia en los trayectos cortos: no tanto desde Santa Cruz a La Laguna, como la movilidad en la Cuesta-Taco”.

-¿Es cierto que el Ayuntamiento está invirtiendo más dinero en los barrios que en el centro de la ciudad?

“Sí, sin duda. Calculo que por cada 10 euros que invertimos en el municipio, 8 o 8,5 euros se van para los barrios”.

-Dirigir una Ciudad Patrimonio de la Humanidad es un gran honor y una gran satisfacción, pero también es una gran responsabilidad. ¿Tiene el Ayuntamiento ayudas suficientes para este cometido?

“El hecho de ser Patrimonio de la Humanidad no significa que recibas una transferencia económica. Hubo unos años en los que prácticamente no existía La Laguna para el turismo. Sin embargo, después de ser Patrimonio de la Humanidad y de estar integrada en la Red de Ciudades Patrimonio, y de hacer promociones conjuntas y de figurar en las guías de la Unesco, La Laguna ha experimentado un gran auge turístico. Ayuda directa no recibimos ninguna por ser Ciudad Patrimonio, pero, indirectamente, sí se produce, además de la apuesta de todas las administraciones canarias, que se han implicado en proyectos como la peatonalización del casco, que también recibió ayuda del Fondo Estatal. La declaración de Ciudad Patrimonio de la Humanidad es un orgullo, una responsabilidad y, sobre todo, es una oportunidad”.

El Plan General acabará con los perjuicios que el fuera de ordenación causa a los vecinos”

-Otro de los grandes objetivos del mandato es la aprobación del Plan General de Ordenación. ¿Qué fecha baraja para ello?

“Barajamos abril-mayo para la aprobación inicial. Luego hay que someterlo a exposición pública. Es importante aprobar el Plan y aprobarlo pronto, pero creo que es más importante aún aprobarlo con el mayor consenso posible. De nada sirve que aprobemos un plan que no es el que la ciudadanía quiere. El plan que está actualmente expuesto en la página web de la gerencia de Urbanismo, con absoluta transparencia, es un plan que ha nacido del consenso y en el que ha podido participar toda la ciudadanía, y así vamos a seguir. Al margen de todo eso, el fuera de ordenación no lo podremos eliminar del todo porque en muchas ocasiones se refiere a las afecciones de la autopista, del aeropuerto o de la zona militar. Lo que sí vamos a acabar con el PGO es con los perjuicios del fuera de ordenación para los vecinos, porque la normativa va a permitir que se puedan hacer las obras de mejora, consolidación y mantenimiento de los núcleos que están fuera de ordenación”.

-Su compañero y vicepresidente del Cabildo Carlos Alonso declaró a DIARIO DE AVISOS que si el Estado no invierte este año en el tren de la Isla eso sería un grave incumplimiento del acuerdo político entre PSOE y CC que podría provocar la ruptura del pacto en la Corporación insular. ¿Podría ocurrir lo mismo en el Ayuntamiento de La Laguna si al final el Estado no invierte en la reposición de las viviendas de Las Chumberas?

“En el último Pleno del Ayuntamiento aprobamos por unanimidad de todos los grupos políticos, una moción institucional en apoyo de los vecinos de las viviendas de Las Chumberas. Yo confío en que ese escenario de incumplimiento no se vaya a dar pues, al margen de que tenemos el compromiso personal y público del presidente Zapatero, hay una responsabilidad institucional por encima de la responsabilidad política. El incumplimiento del Gobierno central es un escenario que no me planteo porque además, sería un absoluto drama para el municipio y para más de 3.000 personas”.

[apunte]

“Entre CC y PSOE no hay heridas que cicatrizar”

-Tuvo que firmar a regañadientes un pacto con el PSOE. ¿Qué tal está siendo la convivencia en el Gobierno local?

“Yo no diría que ha sido a regañadientes. Sabíamos que la mayoría absoluta era muy difícil porque hubo cambio de candidato y una crisis importante que castigó siempre a los que gobernaron. Pero al final creo que hemos hecho un programa de gobierno serio, independientemente de que haya mayor o menor afinidad personal. Durante veinte años nos hemos estado peleando, ellos como oposición y nosotros como gobierno, pero lo importante es que nunca ha habido heridas en lo personal, sino en lo político. Ahora somos un equipo de gobierno sin compartimentos estancos y no hay heridas que cicatrizar”.

[/apunte]