X
CONFUSIÓN DE IDENTIDADES >

Deniegan al español Óscar Sánchez, encarcelado en Roma, la libertad condicional

   

EFE | Roma

El español Óscar Sánchez, continuará en prisión en Italia donde fue condenado a 14 años por un delito de narcotráfico, tras rechazar el lunes un tribunal de Nápoles su puesta en libertad condicional, informaron fuentes jurídicas españolas que siguen el caso.

“Todavía no ha llegado la sentencia del Tribunal de Revisión (de la Libertad de Nápoles) y por tanto, no podemos analizar las causas que le han llevado a tomar esta decisión”, refirieron a Efe.

Las autoridades españolas aportaron al Tribunal todo tipo de pruebas de la supuesta inocencia de Óscar Sánchez, un lavacoches de la localidad barcelonesa de Montgat, que fue considerado en un primer juicio como el jefe del tráfico de cocaína entre España e Italia, al parecer por una confusión de identidades, según sostiene la policía española.

Las autoridades españolas afirmaron que después de este rechazo, queda por recurrir al Tribunal de Casación, “en la que francamente tenemos más confianza de que apruebe la excarcelación de Sánchez”, que lleva ya 14 meses encarcelado.

Las autoridades españolas protestaron mediante una carta el pasado 8 de septiembre ante el director de la cárcel de Nápoles, a la jueza del tribunal de Nápoles que lleva el caso y a Instituciones Penitenciarias de Italia, en las que pidieron el traslado de celda de Sánchez.

Y es que Sánchez relató que sufre serias vejaciones por parte de los seis presos con los que comparte celda, quienes le queman con cigarrillos, le golpean, le extorsionan y le impiden entrar en el baño para hacer sus necesidades.
Sánchez relató que sus compañeros de celda le golpean y le despiertan por la noche apagando cigarrillos en su cuerpo y mostró las marcas.

Los seis presos, todos ellos napolitanos, impiden también a Sánchez hacer sus necesidades fisiológicas plantándose delante el retrete durante horas, narraron.

Las autoridades españolas están a la espera de que el Tribunal de Nápoles fije una fecha en octubre para el juicio de apelación, donde se intentará demostrar que Sánchez es inocente con todo tipo de pruebas.

De acuerdo con las investigaciones de la policía española, Sánchez ha sufrido una suplantación de identidad por parte de Marcelo Roberto Marín, un mafioso uruguayo detenido en España por orden de un juzgado de instrucción de Telde, en la isla de Gran Canaria, agregaron.

El trabajador español fue entregado a Italia el 13 de noviembre de 2010 por la Audiencia Nacional a requerimiento de las autoridades italianas y fue juzgado en mayo de 2011 en Nápoles, donde fue acusado de ser jefe de la mafia y de dirigir una importante red de narcotráfico entre España e Italia.

La embajada de España en Italia y los consulados de Roma y Nápoles, que trabajan activamente sobre el caso ayudados por la policía científica española, “son optimistas” sobre el caso de Óscar Sánchez.

Entre la pruebas figura el hecho de que cuando el supuesto suplantador de la identidad de Sánchez, Marcelo Roberto Marín, se registró en el hotel Jolly Midas de Roma con el DNI del lavacoches, éste se encontraba en Montgat.

La defensa asegura además que la jefa de Sánchez en el lavacoches en el que trabajaba puede certificar que nunca se movió de allí los días que las autoridades italianas lo ubicaban en Roma y Nápoles traficando con drogas.

Además, el detenido denunció el robo de su DNI, un documento con el que, según las investigaciones de la policía española, el mafioso Marcelo Roberto Marín pudo cometer sus delitos de narcotráfico.

Otra de las pruebas definitivas, dijeron fuentes diplomáticas, el peritaje fónico realizado a Sánchez en Nápoles y que afirma que su voz es la misma que la del mafioso interceptado por la policía italiana, es rebatido por la embajada de España ya que el acento del uruguayo nada tiene que ver con la voz del trabajador de Montgat, dijeron.