X

Descartan al 90% una erupción en el hierro

   

En El Golfo, pero a muchos kilómetros de profundidad, donde se han producido los sismos. / MOISÉS PÉREZ

VERÓNICA MARTÍN | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Tranquilidad. Los científicos están trabajando. Ese es el mensaje que se trasmite desde el Cabildo Insular de El Hierro a la población con respecto a los casi 7.500 seismos que se han producido en la Isla desde el pasado 19 de agosto. El semáforo que califica el riesgo volcánico sigue en verde y, de momento, continuará así porque los científicos que están vigilando los eventos sísmicos consideran que “aún no se han dado las circunstancias para considerar que exista ningún riesgo para la población”. La mayoría de los sismos han tenido una escala inferior a los 2,0 grados Ritcher, aunque ya hay una treintena de ellos que la han superado e, incluso, se han producido varios por encima de los 2,6.

Desde que se detectaran los primeros sismos, a mediados del mes de agosto, se activó un plan espacial de vigilancia donde la instrumentación del Instituto Geográfico Nacional (IGN) se complementó con los estudios que realizan los investigadores del ITER y del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan).

La conclusión que extraen todos es que, efectivamente, hay una intrusión magmática; un ascenso de magma hacia la corteza que ha generado rotura de la misma y, al tiempo, ha provocado los sismos. Este fenómeno se está produciendo a unos 10-12 kilómetros de la superficie de la Isla y, de momento, se descarta, al 90 por ciento, una erupción volcánica.

Carmen López es una de las investigadoras del IGN que se ha desplazado a El Hierro para estudiar de cerca lo que está ocurriendo y explicaba ayer que “de los más de 7.300 terremotos que se han producido, solo cuatro fueron sentidos por la población y, además, por muy pocas personas y de una manera muy tenue”. También, remarca que el epicentro de los sismos se ha trasladado ligeramente desde El Golfo hasta El Julán pero “no hay aceleración del proceso y ninguno de los parámetros que medimos nos hace indicar que nos alejemos de la situación de estabilidad marcada hasta el momento”.

Las probabilidades de erupción se basan en las estadísticas, explica Carmen López, quien remarca que “en todo el mundo, cuando se produce una intrusión magmática de este tipo, solo el 10 por ciento de los casos termina en erupción volcánica”. Eso sí, insiste en que “antes de una erupción se presentan una serie de parámetros que permiten perfectamente avisar a la población con tiempo”. El Cabildo de El Hierro, en vista de ese 10 por ciento de probabilidad, ha puesto manos a la obra y, desde esta semana, realiza una serie de charlas divulgativas a la población. Allí, los científicos despejan las dudas de los habitantes y les explican la situación real, fuera de bulos.