X

Desdramatizando el tango

   

El trío Tangatos saca a la luz su primer trabajo discográfico, que promocionarán en septiembre por la Isla. / DA

FRAN DOMÍNGUEZ | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Cantar al amor -y a su reverso, el desamor-, al desarraigo, a los miedos… Qué mejor vehículo que el tango para aflorar y también supurar los sentimientos… De tierras platenses, de Argentina y Uruguay, aunque amalgamados en La Laguna, llega Tangatos, un trío formado por Javier López (guitarra y arreglos), Juan Carlos Baeza (contrabajo y arreglos) y Andrés Leoni (voz), que lleva dando guerra desde 2009 y que ahora saca a la luz Prioridades, su primer disco.

Tangatos aporta frescura al género, sin perder la perspectiva arrabalera y popular que lo caracterizo en sus inicios, antes de que adquiera ese tono burgués, casi aristocrático, que rezuma elegancia; pero también el trío logra desdramatizarlo, a veces, incluso, aportando humor, “que sale sin quererlo”, como subraya Andrés Leoni, quien, además de ser “la voz cantante” del grupo, es un auténtico “animador” y el artífice de su puesta en escena. “Tangatos es un patio de vecinos, donde se reúnen los padres con sus hijos”, remacha.

Once temas (siete grabados en estudio y cuatro en directo), dos de ellos escritos por el propio Leoni, y dos poesías, componen Prioridades, trabajo que promocionarán a partir de este viernes, día en el que lo presentarán oficialmente en el Balcón del Valle (La Orotava), y que les llevará luego al santacrucero Cine Víctor (el sábado), y con posterioridad a la sala Timanfaya de Puerto de la Cruz (el 17 de septiembre), al Teatro Leal de La Laguna (día 23) y al capitalino pub Castafiore (día 30), en un pequeño tour por la Isla, que servirá de aperitivo para después dar el salto a la Península, en la que sería su segunda gira por esos lares.

Prioridades, trabajo del que se han editado 1.000 copias, que se venderán por los sucesivos conciertos, cuenta con colaboradores de excepción, como Rogelio Botanz, Arístides Moreno y Andrea Echeverri, la voz del grupo colombiano Aterciopelados, quienes se atreven con los tangos. Botanz canta Uno, mientras que Arístides Moreno hace lo propio con el conocido tema Al mundo le falta un tornillo, que cantara en la década de los 30 del pasado siglo Carlos Gardel y que cuya letra sigue hoy plenamente vigente, mientras que Andrea Echeverri interpreta una adaptación al género de la canción de Aterciopelados Maligno. “Se han atrevido y su participación resulta un regalo”, apostilla Leoni. A su juicio, el tango les “encanta a los canarios, incluso a los más jóvenes”. “Sorprende ver cómo se acercan por primera vez a este tipo de música, y les gusta”, remarca.