X
SUCESOS >

Detenidas en Tenerife cuatro personas acusadas de tráfico de droga

   

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía adscritos a la Brigada de Policía Judicial y Seguridad Ciudadana (G.O.R.) de la Comisaría Local de Puerto de la Cruz-Los Realejos, en colaboración con Policía Local; han desmantelado un importante punto negro de venta de drogas en la Barriada del Tejar, la cual se encuentra ubicada junto a una iglesia, un Instituto de Ecuación Secundaria, un colegio de primaria y un polideportivo tras detener a cuatro personas.

Según ha informado el Cuerpo, debido a las diversas quejas vertidas por los vecinos, en relación a la venta de droga en dicho lugar, al ir y venir de jóvenes toxicómanos y a la gran inseguridad ciudadana que este hecho desprende, se estableció un dispositivo de vigilancia y control.

Tras las primeras actuaciones, los agentes comprobaron como un grupo de jóvenes, perfectamente organizados, se ubicaban en uno de los bancos de piedra de la Plaza del Tejar, escondiendo la droga en los huecos de las paredes de piedra cercana a los mismos.

A este lugar, en el que se encontraban los jóvenes, acudían diariamente varios toxicómanos, pudiendo constatar que los mismos les facilitaban la presunta sustancia estupefaciente a cambio de una cantidad de dinero.

En días posteriores se procedió a corroborar la venta de sustancia estupefaciente por parte de estas personas, llegando incluso a interceptarse varios “pases” de droga, por lo que funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía y Policía Local de Puerto de la Cruz procedieron a su detención y traslado a Comisaría.

Así culminó la operación, con la detención de cuatro personas, todos varones, los cuales responden a las iniciales F.J.S.P., C.J.E.G., A.G.R. y C.B.L., de 23, 26, 26 y 21 años respectivamente, teniendo el primero de ellos antecedentes por el mismo motivo, un presunto Delito contra la Salud Pública en la localidad de Puerto de la Cruz.

Se le levantaron un total de doce actas y se intervinieron 826 euros y aproximadamente 60 gramos de hachís parte del cual se encontraba oculto en los huecos de las paredes.