X

El 98% de los comerciantes palmeros no plantea despidos en sus empresas

   

DIARIO DE AVISOS | SANTA CRUZ DE LA PALMA

El empresariado palmero vinculado al sector comercial, que concentra al 35% del tejido empresarial de la Isla y del que dependen más de 3.500 puestos de trabajo, no tira la toalla. A pesar de que el futuro se presenta incierto y de que el 98% de los comerciantes no confía en que la situación del sector despegue a corto y medio plazo, lo cierto es que 94,4% de los mismos ha mantenido estables sus plantillas de trabajo durante el segundo trimestre de 2011 y el 98,7% garantizan que no despedirán trabajadores en los próximos meses, si bien hay que tener en cuenta que una gran parte de las pymes comerciales de la Isla se explotan bajo la forma jurídica del autónomo o empresario individual.

Esto es lo que se desprende de la décima encuesta de actividad comercial elaborada por la delegación de la Cámara de Comercio en La Palma, en la que participan un total de 700 empresas y que refleja, además, que el 64,2% de los encuestados afirman haber mantenido estables los precios durante el segundo trimestre de año, junto a un 35,8% que señalan incluso que los han reducido como estrategia comercial ofertando sus productos a precios más competitivos.

En este sentido, y de cara al tercer trimestre de 2011, hay que destacar que el 98,4% de los comerciantes apuntan a que van a mantener los precios estables, no solo porque los márgenes están ajustados al límite sino porque, teniendo en cuenta el índice de paro y las dificultades de acceso al crédito, un repunte de los precios solo contribuiría a frenar aún más el consumo de las familias palmeras.

Una decisión que la institución cameral en la Isla valora y que, a juicio de su presidente, Mauro Fernández Felipe, “evidencia una vez más el espíritu de lucha y la tenacidad con la que las pymes palmeras defienden sus negocios a capa y espada” y reivindicó como “fundamental que las instituciones aunemos esfuerzos para impulsar acciones conjuntas que contribuyan en la medida de nuestras posibilidades a dinamizar el comercio, incentivar el consumo, y mantener viva la confianza del empresariado en tiempos de crisis”.