X
Santa Cruz >

El Ayuntamiento agiliza las licencias de vivienda y comercio

   

En la foto, José Manuel Bermúdez, ayer, junto a Julio Pérez y José Angel Martín, en rueda de prensa. / DA

RAÚL DÍAZ | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Dos o tres días. Ese es el plazo que se ha marcado el Ayuntamiento de Santa Cruz para agilizar los trámites administrativos de la declaración responsable, un documento que sustituye la licencia de primera utilización y la cédula de habitabilidad. Así lo presentó ayer en rueda de prensa el alcalde José Manuel Bermúdez, acompañado de los ediles Julio Pérez y José Ángel Martín.

Bermúdez explicó que esta nueva una norma simplificará los trámites de los ciudadanos en relación con sus inmuebles en cuestiones de obras, modificaciones, adecuación de condiciones de habitabilidad y de la actividad o proyecto.

La declaración responsable sobre terminación de obra y condiciones de habitabilidad se ampara en la directiva Bolkenstein, de carácter europeo, sobre la simplificación de trámites burocráticos, de tal forma que sustituye la licencia de primera utilización.

Con este nuevo procedimiento, el Consistorio también conseguirá reducir la actividad administrativa, lo que se traducirá en mejoras de servicio, ya que pasa a una mera función de inspección. Tras confirmar la integridad de la documentación presentada y en un plazo no superior a tres meses, los técnicos municipales visitarán la obra para verificar si la ejecución de las obras de edificación y urbanización se han llevado a cabo con sujeción al proyecto autorizado así como la aptitud para el uso al que se destina la obra. Si el informe que emitan los técnicos es favorable, se remitirá un comunicado al propietario informando que se ha realizado el trámite de verificación del permiso con el resultado de plena conformidad. Y si, por el contrario, el informe municipal es desfavorable, se iniciará el procedimiento de restauración del orden urbanístico infringido. En cuanto a la documentación que ha de acompañarse, será un certificado de finalización de obra firmado por un técnico y visado por el colegio profesional correspondiente. Además del certificado, habrá que tener un documento de autoliquidación de la tasa por prestación de los servicios urbanísticos y una declaración del coste real de las obras ejecutadas. Por último, habrá que acreditar la declaración catastral de la nueva obra que se ha construido.

Menos trabas

El concejal de Urbanismo, José Ángel Martín, explicó los detalles de esta modificación administrativa que, según dijo, “quiere regular los aspectos relacionados con la tramitación de documentación y responder en tiempo real a los ciudadanos en asuntos tan importantes como es ocupar su vivienda”. Además, “permite que el interesado pueda contratar sin demora servicios esenciales como la luz, el agua o la telefonía”.

Para el primer teniente de alcalde, Julio Pérez, “la ciudad entra en el proceso de modernidad que ya tiene la mayoría de las ciudades de Europa y de España, como es la eliminación de las trabas administrativas. Así conseguimos que la Administración no se interponga en los procesos normales sino que cumpla una función de gestión y de revisión de que las normas se cumplen correctamente. Nos vinculamos a la modernidad”.

Por otra parte, anunciaron que será a partir de octubre cuando se agilicen los trámites de las licencias comerciales.