X
la palma >

El Ayuntamiento de Garafía, abocado a un recorte de un 56% de su plantilla

   

EUGENIA PAIZ | GARAFÍA

Con el dinero “justo” para pagar las nóminas de los trabajadores municipales y hacer frente a los gastos en materia social, el Ayuntamiento de Garafía afronta una reducción del 56% de su plantilla, la única fórmula para subsistir en el marco de la actual crisis financiera.

En los próximos 3 meses, se irán a la calle 41 trabajadores, todos ellos contratados hasta la fecha en el marco de convenios con el Gobierno de Canarias y con el Cabildo palmero que llegan a su fin, once de ellos este mismo mes. Así las cosas, el consistorio se queda se queda con 32 trabajadores en plantilla, personal con el que hará frente al trabajo administrativo, las obras y servicios y la asistencia social que se presta en el único centro de mayores de la localidad.

Esta drástica reducción de la plantilla permitirá un ahorro de 35.000 euros mensuales a las debilitadas arcas locales. El alcalde, el socialista Yeray Rodríguez, reconoce que “está es una situación complicada para las personas que se quedan en paro, pero ellos saben que sus contrataciones o las renovaciones no dependen de nosotros y que no podemos hacer nada. Por otro lado esta reducción era necesaria en un Ayuntamiento que tenía 73 trabajadores para un territorio que no supera los 1.700 habitantes y donde había que ajustar el número de trabajadores”.

Uno de los servicios afectados por la reducción de la plantilla municipal será el de ayuda a domicilio, un frente que el alcalde quiere afrontar con “la reestructuración de la plantilla y la reorganización para racionalizar el personal que tenemos, de manera que se puedan atender a todos y cada una de las personas mayores”. Rodríguez reveló que “la situación económica que tenemos nos obliga a vivir día a día”. Así las cosas, que “si se nos rompe un camión o una pala, si tenemos que afrontar cualquier mínima obra urgente o si, por ejemplo, tenemos que hacer frente a un pago extraordinario a proveedores nuestra cuentas municipales se desmoronan”.

El regidor local reconoce que “el Ayuntamiento es el mayor generador de empleo de la localidad, porque aquí la inversión privada es inexistente” por lo que “estamos trabajando en analizar qué cultivos se pueden recuperar, qué otros se pueden introducir para conseguir que Garafía sea un lugar en el que la gente se quede”. Uno de sus principales gastos es el mantenimiento de la residencia de mayores de Franceses, “que se sostiene en gran parte gracias al apoyo del Cabildo y eso es importante reconocerlo”. Rodríguez descarta que se pueda producir una suspensión de pagos en el consistorio y se mantiene firme a la hora de afirmar que “no nos puede volver a pasar lo de agosto”, cuando el consistorio tuvo que esperar el ingreso de una subvención del Gobierno de Canarias para hacer frente al pago de las nóminas de los trabajadores.