X
SUR >

El CEST pide más control a las empresas extranjeras

   

V. P. | ARONA

El Circulo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife (CEST) mostró ayer su “creciente preocupación” por la crisis económica que, desde su punto de vista, “lejos de remitir, parece que se va acentuando”, pues se mantiene el ritmo de destrucción de empresas (que afecta especialmente pequeñas y medianas) y de empleo.

Por ello, la junta directiva que preside Pedro Suárez solicita al Gobierno de Canarias “valentía política” para que, “en la medida de sus competencias y recursos, adopte acciones de relieve que ayudarían mucho a las empresas (y por tanto, al mantenimiento del empleo), mientras dure la actual coyuntura económica”.

Entre esas medidas figura un mayor control de los “negocios desarrollados por comunidades extranjeras que vulneran flagrantemente la normativa laboral o la municipal en cuanto a licencias de aperturas”.

Igualmente, los empresarios del Sur reclaman la congelación de los impuestos municipales que gravan a las pymes, especialmente el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), “que en estos últimos años no hace sino subir muy por encima del Indice de Precios al Consumo (IPC), pues muchos ayuntamientos tratan de compensar así la perdida de rentas por otros conceptos”.

Igualmente, reclaman que se les subvencione un 50% las cuotas empresariales a la Seguridad Social así como “facilitar (en vez de dificultar) la actividad empresarial en cuanto a licencias y permisos se refiere, pasando en general de un modelo lento basado en la autorización a otro rápido basado en la mera comunicación (y consiguiente sanción en caso de incumplimiento de la normativa)”.

La sexta y última medida planteada por el CEST se refiere a la necesidad de consensuar la implantación de grandes superficies comerciales para evitar que destruyan a la pequeña y mediana empresa de su entorno. “Este tipo de comercio debe complementar y de ninguna manera perjudicar a nuestro tejido empresarial, se debe buscar el equilibrio entre los diferentes formatos comerciales”, asegura el foro empresarial con relación al cambio de legislación ya en marcha, a raíz de un directiva de la Unión Europea, que liberaliza la instalación de estos grandes establecimientos.

El foro patronal del Sur realiza estas peticiones desde la perspectiva de que las pymes “son las principales generadoras de riqueza y empleo en nuestro país, siendo además las grandes perdedoras con la crisis”. Asimismo, previene el CEST de que “las cifras del turismo son halagüeñas pero insuficientes para sacar nuestra economía de la actual situación (y además están basadas en una circunstancia coyuntural como son las desgracias de nuestros principales competidores)”.

Seis medidas

Infracciones legales. Controlar las empresas extranjeras que infringen la normativa laboral y de licencias de apertura.

Créditos bancarios. Pedir al Gobierno de canario que interceda ante el Gobierno estatal para que el Banco de España busque la forma de que bancos y cajas vuelvan a dar créditos

Seguridad Social. Subvención del 50% en las cuotas empre sariales en las cotizaciones.

Tributos. Congelación de los impuestos municipales como el de Bienes Inmuebles (IBI o contribución urbana).

Grandes superficies. Consensuar su implantación para evitar los efectos destructivos de estos establecimientos en las pequeñas y medianas empresas

Menos burocracia. Facilitar la apertura de empresas con la mera comunicación de la solicitud por parte del empresario.