X
LA LAGUNA >

El cierre de las cuentas de 2010 enfrenta a Gobierno y oposición

   

J. F. JURADO | LA LAGUNA

El grupo de gobierno de La Laguna, formado por CC y PSOE, aprobó ayer las cuentas generales del ejercicio 2010, en una sesión plenaria, de carácter extraordinario y urgente, en la que las tres formaciones en la oposición (PP, XTenerife y Sí se puede) censuraron la gran cantidad de expedientes extrajudiciales de crédito acumulados durante el pasado año, en el que los nacionalistas aún gobernaban en solitario, así como los 43.800.000 euros que fueron liberados por medio de resoluciones adoptadas por el alcalde Fernando Clavijo, pese a contar con reparos de Intervención.

En este último caso, el propio Clavijo explicó que el 65% de sus decretos estaban relacionados con el coste de las nóminas de los funcionarios municipales y el resto, en gran medida, con pagos relacionados con la prórroga de contratos de servicios públicos.

Respecto a los extrajudiciales de crédito -once expedientes con un valor total superior a los 2,3 millones de euros-, el concejal del área de Hacienda, Miguel Ángel González, explicó que “es objetivo” del actual equipo de gobierno “acabar con este controvertido recurso presupuestario antes de 2013”. Aún así, tanto el número tres de los populares, Ramón González de Mesa, como el portavoz de XTenerife, Santiago Pérez, y Juan Miguel Mena, de Sí se puede, advirtieron del “grave prejuicio” que está suponiendo está dinámica del Ayuntamiento, ya que al prorrogar contratos de forma tan asidua impide la “libre concurrencia” y, con ello, que la arcas municipales se beneficien de mejores precios de contratación.

Fernando Clavijo también tomó la palabra en este asunto para reconocer que ésta no es una realidad de la que se siente orgulloso, pero quiso dejar claro que la prioridad de este tipo de medidas no ha sido otra que “garantizar en todo momento la continuidad de los servicios públicos”. Apuntó, asimismo, que la gran cantidad de obras que se llevaron a cabo en el municipio en 2010, a través del Plan E, generó tal volumen de trabajo en el Ayuntamiento que buen funcionamiento presupuestario resultó complicado.

[apunte]

Deuda a largo plazo: 57 millones

“Normal”. Ese fue el calificativo utilizado por el concejal de Hacienda, Miguel Ángel González, para definir el estado económico actual de las arcas municipales, tras el cierre de las cuentas generales de 2010. El edil nacionalista cifró en 57 millones de euros la deuda a largo plazo del Consistorio lagunero y recordó que el último informe de fiscalización de la Audiencia de Cuentas de Canarias apunta, igualmente, a una “buena gestión” por parte de la administración local. Asimismo, González informó que, al objeto de ordenar mejor los aspectos relacionados con los contratos menores, el gobierno local está ultimando la convocatoria de concursos para el suministro de los servicios pertenecientes a ferretería, combustible y material de oficina. Y es que, según denunció el concejal del Grupo Municipal del Partido Popular, Ramón González de Mesa, durante el pasado ejercicio 2010, el Ayuntamiento de La Laguna gastó en una sola ferretería más de 100.000 euros.

[/apunte]