X
EMPRESARIOS DEL SUR >

El Círculo de Empresarios del Sur de Tenerife ha pedido a los ayuntamientos que congelen los tributos locales

   

EFE | Arona

El Círculo de Empresarios del Sur de Tenerife (CEST) ha pedido a los ayuntamientos que congelen los tributos locales que afecten a la actividad empresarial, en especial el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) “que en estos últimos años no hace sino subir muy por encima del IPC”, ha informado hoy el CEST en un comunicado.

Según esta organización empresarial, muchos ayuntamientos tratan de compensar la perdida de rentas por otros conceptos por medio del aumento del IBI.

También piden al Gobierno de España, por medio del Ejecutivo canario, que presione al Banco de España, “en el intento de buscar la manera para que el crédito pueda fluir nuevamente desde bancos y cajas hacia las empresas”.

Este colectivo considera igualmente que se debe subvencionar el 50 por ciento de las cuotas empresariales que pagan a la Seguridad Social.
El CEST cree que la crisis económica “parece que se va acentuando” en lugar de remitir.

Contemplan “con inquietud” como el ritmo de destrucción de empresas, especialmente las pymes, y de empleo, “no sólo no decrece sino que se mantiene”.

Los empresarios dicen que las cifras del turismo “son halagüeñas” pero “insuficientes para sacar la economía de la actual situación”.
“Además están basadas en una circunstancia coyuntural como son las desgracias de nuestros principales competidores”, añaden.

Según el CEST, las pymes “son las principales generadoras de riqueza y empleo en nuestro país, siendo además las grandes perdedoras con la crisis ya que carecen del músculo financiero de la gran empresa”.

Los empresarios también solicitan “el control de los negocios desarrollados por comunidades extranjeras”, pues a su juicio “vulneran flagrantemente la normativa laboral”.

La implantación de las denominadas “grandes superficies” debe ser, a su juicio, “consensuada de acuerdo con un modelo que el que todos debemos participar”.

Esperan los empresarios que el Gobierno de Canarias tenga “la valentía política necesaria” para la adopción de medidas, “reafirmando así su compromiso con nuestro pueblo”, concluyen.