X
EL COTARRO > POR JOSÉ CARLOS MARRERO

El Cotarro

   

Sorpresas de la crisis

Este domingo voy a empezar fuerte, voy a comenzar con algo duro. Y es que el panorama se está poniendo de lo más complicado y la cosa más dura… Si la globalización nos está dejando muchas curiosidades, no vean la de anécdotas que nos deja la dichosa crisis que estamos padeciendo. Porque lo que les voy a contar a continuación no se puede explicar, si no es por los estragos de la problemática económica…, por la ignorancia humana…, o por la “falta de ignorancia”… Resulta que hace un par de semanas, en uno de los quirófanos de nuestro Hospital Universitario La Candelaria, se intervino a una buena moza a la que, asombrosamente, se le extrajo de sus partes íntimas una bolsa (vacía) de pipas de girasol, que se le había introducido (o, mejor dicho, se “la” habían introducido)…

Churruca por Dúrex

Y es que a un joven Casanova (venido a menos…) no se le había ocurrido nada más peregrino que utilizar la bolsa de pipitas de girasol a modo de preservativo… Lo que leen. Como se podrán imaginar y al margen de los comentarios de coña que pudieron producirse en aquel quirófano, el curioso “preservativo” fue extraído de forma magistral por los magníficos profesionales de La Candelaria. Como comprenderán y, aunque suelo hacerlo habitualmente, seré discreto en esta ocasión y, en esta noticia de El Cotarro, prefiero no poner nombres. Ni por una parte…, ni por la otra. Ni voy a comentar si la bolsa era de pipas saladas, o no. Lo dicho: Churruca en vez de Dúrex… ¡Hasta dónde vamos a llegar! Claro que el paquete de pipas cuesta 40 céntimos y, por esa cantidad, te hinchas de pipas, te alegras y luego, además, disfrutas… (Todo incluido)

Chinea y medio japonesa

Y, siguiendo con lo que nos va dejando lo de la globalización, vamos con otra curiosa anécdota y un verdadero ejemplo de que la humanidad, cuando quiere salir adelante, cruza fronteras y rompe barreras. Este es el caso de Hiromi Nakamura Chinea que, como delatan sus apellidos y ustedes se pueden imaginar, es el fruto de la feliz unión entre un japonés y una gomera. Resulta que, hace ya un buen puñado de años, don Hiroyuki Nakamura vino a Canarias como técnico especialista en aparatos electrónicos y por Tenerife conoció a una gran gomera, doña María del Carmen Chinea, que, lamentablemente, ya no está entre nosotros. Como les digo, fruto del cariño entre Hiroyuki y María del Carmen nació la buena de Hiromi, quien, en estos momentos, además de guapa, es una profesional de la cocina como la copa de un pino (y no un pino bonsai, precisamente)

Hiromi Nakamura Chinea

Y vive Dios que esta unión gomero-japonesa hizo maravillas porque Hiromi Nakamura Chinea se ha convertido en una consumada y buenísima cocinera, que ejerce de jefa de cocina en el restaurante El Herrero, que podemos encontrar en La Laguna (camino Fuente Cañizares, 48), regentado por el bueno de Miguel Martín (el único Miguel El Herrero, para los amigos). Y es que Hiromi une la sabiduría japonesa y sus conocimientos sobre sushi y tempuras a los de la cocina tradicional canaria (especialmente, claro, de La Gomera). De su buena mano surgen recetas como el original potaje de berros de herencia gomera, un espectacular conejo en salmorejo de (con perdón) chuparse los dedos) o la novedosa pata asada con salsa de manzana. La cocina gomero-japonesa de Hiromi Nakamura Chinea nos demuestra que, con conocimientos y con mucho cariño a los fogones, no hay fronteras que paren a los mejores sabores. Sin dejar atrás, por cierto (porque no me lo perdonaría), el conejo asado a la brasa que, en este caso, elabora artesanal y personalmente el propio Miguel El Herrero… Pero, amigo, donde haya una Chinea de La Gomera japonesa…

Bestiales veteranas

Y si no hay fronteras para los sabores amatorios, ni para los sabores gastronómicos, tampoco las hay para las de la edad. Y si no que se lo digan a las bestiales mujeres veteranas del equipo Las Massanas, quienes, por méritos propios han ganado el Bestialón 2011 de Tejina en la categoría de veteranas. Candela González, Ángela Felipe, María Elena García y Séfora Herrera dieron un recital de atletismo bestial y un ejemplo de voluntad y pundonor que, en este caso, no se lo salta una torera. Primero Elena nadando, luego Ángela Felipe corriendo, seguidamente Séfora Herrera en bicicleta, y por último, Candela Cayita González remató la faena corriendo y subiendo del Pico Bermejo a la Tejinilla y de allí hasta la meta final en la plaza de Tejina (no sé si con rezo incluido a San Bartolo, santo patrón de todos los tejineros).

Control pro-doping

Solo había tres equipos de féminas y, como les digo, uno sólo de veteranas, el de Las Massanas, quienes, por cierto (todo hay que decirlo), estuvieron patrocinadas por la librería La Castellana, que (entre otros establecimientos) distribuye y vende el DIARIO DE AVISOS en Tejina. Y el que fuera el único equipo femenino de veteranos, no le quita mérito porque, además, pueden presumir de que ninguna de sus componentes llegó la última (aunque durante un rato del recorrido, las motos de la organización así lo creyeran)… Y, por otro lado, parece que también cumplieron con la tejinera regla y normativa (no escrita) que recomienda (por no decir que obliga) a que los participantes corran el Bestialón en estado “resacoso”…, o sea, que los participantes deben llevar (sólo en este caso y cuasi obligatoriamente) algún que otro grado de alcohol en sangre. Es más, alguien ha sugerido que debería haber un Control Pro-Doping para verificar que el nivel de chispa o estado pintón de los bestiales participantes…

Y… funcionaria bestial

Todo ello porque en las filas de Las Massanas estaba Candela González (la gran Cayita, como la conocen en Tejina), que es nada menos que la funcionaria jefa del novedoso y eficiente Servicio de Atención al Ciudadano (más popularmente conocido ya como el SAC) que el ayuntamiento de La Laguna tiene abierto en la lagunera calle de San Agustín, esquina con la calle Juan de Vera (o sea, donde estaba el supermercado Méndez). Candela González fue la que remató para bien la faena de las tres compañeras anteriores y, aunque creo que todavía hoy domingo sigue con las agujetas y un lumbago de campeonato, demostró lo que vale ser funcionaria municipal y encima, sobre todo, tejinera. Está claro que donde hubo siempre queda y que en el Ayuntamiento de La Laguna hay funcionarios bestiales… Como Candela, que es bestialmente eficiente… Si hoy van por Tejina a disfrutar de los Corazones Chicos, no se olviden de felicitar a Las Massanas… y a todas las tejineras y tejineros.

Comercial anticrisis

Y termino con otra dosis de optimismo y la demostración de que, en estos tiempos complicados, hay que echarle imaginación a la cosa, mucho trabajo (eso sí) y, sin dudarlo, mucho humor y vacilón… Y la prueba la tenemos en la localidad tinerfeña de Puerto Santiago, en el municipio de Santiago del Teide, que sigue regentando (para recochineo de muchos) el alcalde José Damián Gorrín. En aquel rincón de Tenerife, a mal tiempo buena cara, y la buena gente de un curioso establecimiento le ha puesto el atractivo y atrayente nombre de… Comercial Anticrisis… Que, como su mismo nombre indica, lo dice todo. Bueno, el nombre y los trajes de flamenca que se ven desde unos cuantos metros antes de llegar a la puerta…