X
cámara alta

El empleo como prioridad > Antonio Alarcó

   

El Partido Popular tiene como prioridad fundamental para los próximos cuatro años la creación de empleo en nuestro país. Difícilmente puede haber bienestar, independencia y libertad si no contamos con un trabajo que nos dé la tranquilidad necesaria para desarrollar un proyecto de vida, porque es la mejor forma de repartir la riqueza y de corregir las diferencias sociales.

Toda política social ha de pasar por el trabajo: Un ciudadano que trabaja es una persona más libre, que participa de un beneficio social y no de un castigo, al tiempo que ayuda a consolidar el estado de Bienestar. Una sociedad como la actual, con cinco millones de parados, no puede mirar con garantías hacia su futuro hasta no solucionar este problema.

Durante las próximas semanas, el Partido Popular comenzará a plasmar públicamente las líneas de actuación de los programas con que concurriremos a las próximas elecciones generales. Lo haremos en convenciones de trabajo como la celebrada hace escasos días en Gran Canaria, con el empleo como protagonista, y presencia destacada de todos los estratos de la sociedad.

Es fundamental explicar al ciudadano con detalle lo que queremos hacer, para evitar que la palabra reforma se confunda con la palabra recorte, pues no tienen nada que ver. España merece un gobierno que diga la verdad sobre lo que sucede, y recupere la comunicación como una parte más del sistema.

Como ejemplo de lo contrario, el anuncio del candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, de seguir aumentando los impuestos. Suena muy justiciero decir a quien tiene a todos los miembros de su familia en paro y que a duras penas llega a fin de mes, que vamos a subir los impuestos a las rentas más altas.

Yo recomiendo a los socialistas que comiencen a decir la verdad: Sangrando a los contribuyentes sólo conseguimos amedrentar a quienes deben invertir y reducir el consumo. Nosotros, el Partido Popular, bajaremos los impuestos, la mejor fórmula para incrementar el consumo, la inversión, y el empleo. Pero lo primero es formular un marco jurídico que permita cambiar la tendencia actual, generando un clima de confianza en el que toda política fiscal tenga correspondencia con políticas sociales. Sólo así contaremos con un plan de Estado en el que quepamos todos: trabajadores, familias, empresas…

Para que esa confianza vuelva, precisamos de verdaderas reformas de nuestro sistema financiero que permitan reactivar los créditos y la inversión. Es imposible crear empleo cuando en estas dos últimas legislaturas el Zapaterismo se ha encargado de aniquilar toda iniciativa privada.

Vamos, de hecho, a dar más facilidades para las microempresas y los autónomos, al tiempo que innovaremos en el ámbito de la negociación colectiva, de manera que puedan surgir convenios más reducidos y favorables para trabajador y empresario.

Pero es que estas reformas también habrán de llegar al sistema laboral, donde simplificaremos los distintos modelos de contratación, favoreciendo los contratos indefinidos, con ajuste del régimen disciplinario, eliminación del absentismo laboral injustificado y la economía sumergida.

Está claro: cuantos más seamos los que podamos trabajar, menos subsidios tendrá que afrontar el Estado y más posibilidad habrá de invertir en bienestar o en pensiones y en favorecer la externalización de nuestra economía.

Porque el ahorro comenzará precisamente en las administraciones públicas, y el Estado no habrá de ser una excepción. El Partido Popular revisará todas las partidas de los Presupuestos Generales del Estado para restringir aquellas que sean superfluas, sin que ello suponga una merma en el gasto social en la sanidad, servicios sociales, educación y pensiones.

No puedo estar más de acuerdo con nuestro candidato a presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cuando dice que la creación de más de tres millones de empleos es más que un compromiso. Es una aspiración real que debemos tener los españoles, un anhelo del que debemos ser partícipes todos.

*Portavoz del grupo popular en el Cabildo de Tenerife y senador por la isla