X
VENEZUELA >

El empresario gallego secuestrado en Venezuela nunca había sufrido robos y necesita medicación

   

EUROPA PRESS | Santiago de Compostela

La familia del empresario gallego secuestrado en Venezuela desde el domingo, Juan Soto Fernández, ha asegurado este martes que la zona en la que el hombre regentaba dos negocios, El Junquito, es “muy tranquila” y que, de hecho, nunca había sufrido robos. Al mismo tiempo, han recordado que el hombre precisa medicación para tratar la hipertensión y la diabetes.

Así lo ha asegurado en declaraciones a la Radio Galega la hermana del secuestrado, Concha Soto, que ha precisado que el rapto se produjo el domingo sobre las 9.00 horas, cuando Jesús Soto había acudido a El Junquito a abrir sus negocios, un restaurante y una tienda de embutidos.

Precisamente el hombre se dirigía entre el restaurante y la tienda cuando dos hombres con la cara descubierta se bajaron de un turismo de color blanco y “empujaron” a Jesús Soto al interior del coche mientras “lo encañonaban”, ha indicado su hermana.

Aunque por el momento su familia no ha recibido ninguna comunicación por parte de los secuestradores, mantiene la esperanza de que éstos se pongan en contacto con ellos cuanto antes para hacer algún tipo de reclamación.

En este sentido, Concha Soto se ha mostrado proclive a reunir un rescate económico si finalmente se reclama, algo para lo que la familia que reside en Galicia -en el ayuntamiento ourensano de Ramirás- colaborará “en todo lo que pueda” con sus familiares en Venezuela.