X
IMPUESTO DE PATRIMONIO >

El Gobierno recupera el impuesto de Patrimonio a partir de 700.000 euros

   

AGENCIAS | Madrid

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha avanzado que el Consejo de Ministros del viernes aprobará la recuperación con carácter temporal para los ejercicios 2011 y 2012 del Impuesto sobre el Patrimonio a partir de 700.000 euros, lo que afectará a 160.000 contribuyentes y afectará a 160.000 contribuyentes y aportará 1.080 millones.

De la misma forma, ha dicho que el mínimo exento para vivienda habitual se eleva de 150.000 a 300.000 euros, el doble de 2008, al tiempo que ha explicado que la suma de estos dos conceptos da lugar a una cifra de un millón de euros, lo que hace que el impuesto grave solo a las grandes fortunas.

Tras la reunión de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, Salgado ha explicado que la recaudación anual podría ascender a 1.080 millones de euros si el impuesto se aplicara con los mismos parámetros en el conjunto de España, puesto que se trata de un tributo cedido a las comunidades autónomas.

El impuesto se mantendrá con la misma estructura que tenía, ya que sólo se modifican las cantidades mínimas exentas, con lo que las autonomías seguirán manteniendo la misma facultad para adaptar el tributo a su conveniencia.

Los ingresos que se recauden en 2012 y 2013, con cargo a los ejercicios 2011 y 2012, servirán a las comunidades autónomas para llevar a cabo políticas sociales o para poder reducir su déficit, entre otras cosas, según ha explicado la vicepresidenta.

Ha afirmado que la crisis económica hace necesario el restablecimiento de este tributo, para que quienes más tienen contribuyan en mayor medida a la salida de la crisis, apoyando además al cumplimiento de los objetivos de reducción del déficit público asumidos por España.

La transitoriedad de esta medida la ha justificado en que si el PSOE sigue gobernando tras las elecciones generales del 20-N, el nuevo Gobierno creará un nuevo impuesto sobre la riqueza, como ya ha anunciado el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, que podría tener un carácter distinto al actual gravamen sobre el patrimonio.

No obstante, ha asegurado que si el próximo Gobierno acuerda que la recuperación del Impuesto del Patrimonio sea permanente podrá decidirlo antes de finales de 2012.

Impuesto para grandes fortunas

Aún así, ha asegurado que si el Partido Socialista gana finalmente las elecciones generales del 20-N pondrá en marcha un nuevo impuesto para gravar a las grandes fortunas con características diferentes a Patrimonio por lo que, probablemente, sustituiría a este tributo.

El objetivo de esta medida es reforzar la estabilidad presupuestaria de acuerdo con el principio de equidad, gravando la capacidad contributiva adicional que representa la posesión de un patrimonio a partir de determinada cuantía.

El gravamen del Impuesto sobre el Patrimonio se restablece con carácter temporal y solo para patrimonios más altos, con el fin de reforzar el equilibrio de las finanzas públicas distribuyendo la contribución a este objetivo de forma “solidaria y equitativa”.

Según el Departamento que dirige Salgado, en este momento, la crisis económica hace “necesario” el restablecimiento del tributo aplicando el principio de equidad, de manera que permita gravar los patrimonios más elevados para que quienes más tienen contribuyan en mayor medida a la salida de la crisis, favoreciendo el cumplimiento de los objetivos de déficit.

Salgado ha asegurado que con estos cambios, el impuesto pasará a gravar únicamente a los patrimonios de mayor tamaño, donde se concentraba ya buena parte de recaudación, puesto que en el año 2007 las 4.000 personas con patrimonios por encima de seis millones aportaron el 20% del total de la recaudación.

La recaudación, a las Comunidades Autónomas

La ministra ha recalcado que el impuesto tiene la misma “estructura, y los mismo tipos” que en el año 2007, lo que implica también que otorgue las mismas facultades a las comunidades autónomas.

Esto hace que la recaudación vaya para las comunidades autónomas, que contarán en 2012 y 2013 con recursos adicionales para reducir el déficit y que además dispondrán de los 2.100 millones que incluía el nuevo sistema de financiación para compensar la supresión del tributo.

En este sentido, la ministra ha aprovechado para asegurar que está “satisfecha” con las reuniones que se están celebrando con las comunidades para analizar el cumplimiento de los objetivos de déficit, ya que todas han puesto de manifiesto su disposición a cumplir los objetivos marcados.

Salgado, que ha descartado la posibilidad de que el decreto que aprobará mañana el Consejo de Ministros incluya otros cambios fiscales, no cree que el Ejecutivo tenga “dificultades” para sacar adelante el decreto en la Cámara Baja.