X
PRINCIPIA > CIENCIA

El océano ya tiene nueva casa para la investigación

   

El nuevo centro tiene una superficie total de 8.400 metros cuadrados, es una construcción sostenible y de alta eficiencia energética. Recicla el agua gracias a un sistema de depuración propio, integra fuentes de energía renovables y minimiza el consumo de energía y la generación de CO2. / S. M.

VERÓNICA MARTÍN
SANTA CRUZ DE TENERIFE

El Centro Oceanográfico de Canarias era un edificio marrón que está en el recuerdo de todos los tinerfeños porque se encontraba de camino a la playa de las Teresitas. En 2007, unos graves desprendimientos acabaron con la seguridad del edificio. Ayer, sus 79 trabajadores pudieron oler a nuevo en la gran infraestructura que han construido en la dársena pesquera. Un lugar de 8.400 metros cuadrados destinados a uno de los sectores de investigación con más potencial en Canarias. Ayer fue inaugurado por la ministra de Ciencia, Cristina Garmendia; por el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero; y por el director del Instituto Español de Oceanografía (IEO), Eduardo Balguerías.

Todos coincidieron en la importancia que tiene la investigación marina para las Islas. Ante las palabras de los discursos, los investigadores del sector que estaban entre los invitados se removían en sus asientos y comentaban lo bonitas que suenan esas palabras al tiempo que pedían que se materializaran. Todos, políticos y técnicos, dejaron caer que en el pasado ha habido falta de coordinación y coherencia en estas investigaciones. Pero allí, oficialmente, se hizo propósito de enmienda y se dejaron claros los objetivos para el futuro.

El director del IEO insistió en que la investigación oceanográfica debe enfocarse hacia la ayuda y la cooperación con África, a lo que la ministra respondió que eso ya no es solo un deber sino que “tras la Ley de la Ciencia, será una obligación legal”. El presidente canario también hizo una apuesta pública por la investigación oceanográfica.

Todos eran conscientes, y así lo reflejaron, de que el sector pesquero depende ahora de la investigación. Garmendia insistió en que los profesionales de la pesca le han reclamado la potenciación de este centro y así lo ha hecho.

Los investigadores ya tienen nueva casa. Y es ecológica.